Translate This Page Print This Page Email a Friend Newsletter Sign-Up
Text Size : Sm Med Lg
Press Release

Printer Version Listo para tu impresora

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
Comunicado de Prensa # 048-08
miercoles 2 de julio de 2008

CONTACTO PARA LOS MEDIOS: (212) 788-5290
Jessica Scaperotti/Celina De Leon: PressOffice@health.nyc.gov



Los nuevos informes muestran que el envenenamiento por plomo en niños disminuyó un 15% en la Ciudad de Nueva York el último año

A pesar de los avances, el envenenamiento por plomo aún afecta a los niños de la ciudad, en especial en Brooklyn

2 de julio de 2008– El Departamento de Salud informó hoy que el envenenamiento por plomo en los niños ha disminuido un 15% el último año, con lo que llegó a la menor tasa alguna vez registrada en la Ciudad de Nueva York. El número de casos registrada en 2007 (1,970 envenenamientos en niños entre 6 meses y 6 años) indica una disminución del 90% desde 1995, cuando se encontró a casi 20,000 niños con envenenamiento por plomo. Se considera envenenamiento por plomo a toda muestra de sangre que contenga 10 o más microgramos de plomo por decilitro de sangre (µg/dl). El envenenamiento por plomo puede ocasionar problemas de aprendizaje y de comportamiento, incluso en niveles bajos.

“La pintura con plomo es la causa principal del envenenamiento por plomo,“ expresó Nancy Clark, Comisionada Asistente de Prevención de Enfermedades Ambientales, “y en particular son los niños pequeños que se encuentran en situación de riesgo. Para proteger a sus hijos, identifique la pintura descascarada, particularmente en puertas y ventanas, y pídale al propietario que repare la pintura dañada de manera segura. No olvide hacerle la prueba para detectar el envenenamiento por plomo a su hijo cuando cumpla 1 y 2 años de edad.”

Children with Elevated Blood Levels

En 2007, se identificaron 621 niños menores de 18 años, incluidos 538 niños menores de 6 años, con niveles de plomo en la sangre de al menos 15 µg/dl, un nivel que acciona investigaciones ambientales en sus hogares y servicios de coordinación de casos. Para estas familias, el Departamento de Salud evalúa los peligros de la pintura con plomo y otras fuentes de plomo, les ordena a los propietarios reparar los peligros de manera segura y trabaja con las familias y con los proveedores de atención médica para asesorarlos sobre los métodos para reducir la exposición al plomo. Estos casos han disminuido un 22% desde 2006, cuando se diagnosticaron 800 niños menores de 18 años.

Los hallazgos de 2007 también muestran que las pruebas por envenenamiento por plomo aumentaron cerca del 3% entre los niños de 1 y 2 años desde 2006. El Departamento de Salud lleva a cabo varios programas para educar a las familias y a los proveedores de atención médica sobre el envenenamiento por plomo y para aumentar el número de pruebas en los vecindarios de alto riesgo. 

El envenenamiento por plomo en los niños se da en toda la Ciudad de Nueva York, pero la mayoría de los casos es dan en Brooklyn. Mientras que sólo el 34% de los niños de la Ciudad de Nueva York de 6 meses a menos de 6 años de edad viven en Brooklyn, el 43% de los niños que han sido recientemente diagnosticados con envenenamiento por plomo el año pasado vivían en Brooklyn. Los vecindarios con mayor número de casos incluyen a: Borough Park, East Flatbush-Flatbush, Bedford Stuyvesant-Crown Heights, Williamsburg-Bushwick, Greenpoint y zona este de Nueva York.

Del resto de los niños de la Ciudad de Nueva York con envenenamiento con plomo, el 22% vive en Queens, mayormente en el oeste y suroeste de Queens; el 19% vive en el Bronx, en general en Crotona-Tremont, Pelham-Throgs Neck, Fordham-Bronx Park y High Bridge-Morrisania; el 13% vive en Manhattan, en su mayor parte en Washington Heights-Inwood, Central Harlem-Morningside Heights y Upper West Side y el 4% vive en Staten Island, en general en Stapleton-St. George y Port Richmond.

Esfuerzos de prevención del Departamento de Salud

El Departamento de Salud centra sus esfuerzos de prevención en los vecindarios de menor ingreso económico que poseen viviendas antiguas y desatendidas donde los niños corren mayor riesgo de sufrir envenenamientos por plomo. El Departamento trabaja con organizaciones de estas comunidades para informarles a las personas cómo prevenir el envenenamiento por plomo. El Departamento de Salud también evalúa los peligros de la pintura con plomo en los hogares de los bebés recién nacidos y les ordena a los propietarios reparar los peligros de la pintura con plomo antes de que puedan causar envenenamientos. Las familias reciben estos servicios a través del programa de visita a hogares de recién nacidos Newborn Home Visiting Program en la zona central y norte de Brooklyn, en el sur del Bronx y en la zona este y central de Harlem.

“La prevención del envenenamiento por plomo en niños requiere la intervención de los padres, propietarios, médicos y otros miembros de la comunidad,” comentó Clark. “Los propietarios deben cumplir con la ley y corregir los peligros del plomo. Los padres deberán informar acerca de la pintura descascarada a los propietarios, quienes son responsables de solucionar estos inconvenientes. Si los propietarios no realizan estas reparaciones, los padres deben llamar al 311”

Los padres y las personas a cargo pueden proteger a los niños del envenenamiento por plomo
  • Informe a su propietario si encuentra pintura descascarada. En la Ciudad de Nueva York, se les exige a los propietarios que reparen la pintura descascarada en los hogares donde viven niños pequeños. Si el propietario no responde, llame al 311.
  • Recuérdele a su médico que le haga una prueba a su hijo para detectar el envenenamiento por plomo al año y a los dos años de edad. Pregúntele al médico acerca de realizar la prueba a niños mayores que pudieran estar en riesgo de exposición al plomo.
  • Lave los pisos, los marcos de las ventanas, las manos, los juguetes y los chupones a menudo.
  • No use alimentos, especias, medicinas, vasijas y vajilla de arcilla, cosméticos o juguetes importados que se conoce que contienen plomo.
  • Utilice sólo agua corriente fría (no caliente) para beber y cocinar y para preparar la fórmula para bebés. Antes de usarla haga correr el agua por unos pocos minutos.

Para obtener más información acerca del envenenamiento por plomo en niños, llame al 311. Puede leer el Boletín de Salud que se titulaProtect Your Child From Lead Poisoningvisitando el sitio web del Departamento de Saludwww.nyc.gov/health.

###