Translate This Page Print This Page Email a Friend Newsletter Sign-Up
Text Size : Sm Med Lg
Press Release

Printer Version Listo para tu impresora

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
Comunicado de Prensa # 030-08
martes 6 de mayo de 2008

CONTACTO: (212) 788-5290
Jessica Scaperotti: jscapero@health.nyc.gov
Sara Markt: smarkt@health.nyc.gov
Celina De Leon: cdeleon@health.nyc.gov


EL DEPARTAMENTO DE SALUD EXHORTA A LAS PERSONAS EN RIESGO A QUE SE HAGAN EL ANÁLISIS PARA DETECTAR LA HEPATITIS C

Nuevos datos muestran que aproximadamente 130,000 neoyorquinos están infectados y muchos no lo saben Mayo es el mes de la concientización sobre la hepatitis

CIUDAD DE NUEVA YORK - 1 de mayo de 2008 - Al menos uno de cada 50 neoyorquinos adultos están infectados con hepatitis C, según nuevos hallazgos del Departamento de Salud. Como muchos no saben que están infectados, puede ser que no tomen las medidas necesarias para protegerse a sí mismos y evitar el contagio. Los datos de la Encuesta de Examen de Salud y Nutrición de la ciudad muestran que el 2 por ciento de los neoyorquinos adultos, unas 130,000 personas, están infectados con el virus. El número real es más alto porque la hepatitis C predomina especialmente entre las personas sin hogar y los presos, grupos que la encuesta no cubre. Los datos de la encuesta nacional arrojaron resultados similares para todo el país.

¿Qué es la hepatitis C?

La hepatitis C es una infección viral de la sangre que ataca al hígado. Muchas personas la contrajeron por transfusiones de sangre antes de que se protegiera el suministro de sangre en 1992. También es común entre las personas que usaron agujas para inyectarse drogas ilegales. La hepatitis C puede transmitirse por contacto sexual o de madre a hijo en el nacimiento, pero estos tipos de contagio son poco frecuentes.

Algunas personas pueden vivir con hepatitis C sin experimentar síntomas nunca, pero el 15 por ciento de las personas infectadas desarrollan cirrosis (cicatrización del tejido del hígado que puede resultar en cáncer) y el 4 por ciento de las infecciones son mortales. La infección puede progresar en silencio durante 10, 20 o 30 años, incluso a pesar de que destruye el hígado. La mayoría de las personas con hepatitis C ahora tienen entre 50 y 60 años. Muchas están descubriendo que se infectaron en las décadas de 1970 y 1980 a través de transfusiones de sangre o agujas compartidas.

¿Quiénes deben hacerse la prueba?

La hepatitis C se contagia sólo a través de la sangre, no a través de los alimentos o el contacto casual. Las personas que deben hacerse la prueba con más urgencia son las siguientes:

  • Quienes alguna vez se inyectaron drogas ilegales, aunque sea sólo una vez o hace mucho tiempo
  • Quienes se hicieron una transfusión de sangre, recibieron hemoderivados o se hicieron un trasplante de órganos antes de julio de 1992
  • Quienes alguna vez recibieron diálisis
  • Quienes tuvieron sexo sin protección con muchas parejas, o con alguien que tuvo hepatitis C o se inyectó drogas
  • Quienes se hicieron tatuajes con alguien que no era un profesional con licencia
  • Quienes sean VIH positivo
  • Quienes hayan nacido en un país con un alto índice de hepatitis C, como Egipto o la Unión Soviética

"La hepatitis C puede ser una infección muy grave, ya que puede causar enfermedad hepática y la muerte", comentó la Dra. Sharon Balter, Epidemióloga Médica de la Oficina de Enfermedades Transmisibles del Departamento de Salud. "La infección puede no causar síntomas durante décadas, aunque esté dañando el hígado. Si alguna vez se inyectó drogas, aunque sea una sola vez hace décadas, debe hacerse la prueba. Y si le hicieron una transfusión hace más de 15 años, también debe hacerse la prueba. Si el resultado es positivo, se puede tratar. Hay cosas que puede hacer para controlar el virus y permanecer saludable."

Cómo prevenir la hepatitis C

No hay vacuna contra la hepatitis C. Se puede proteger de la siguiente manera:

  • No se inyecte drogas ilegales. Si lo hace, use una aguja y equipo para inyectar nuevo cada vez.Para obtener más información, haga un clic aquí.
  • Practique sexo seguro usando condones de látex. Evite los actos sexuales que puedan desgarrar el tejido y provocar sangramiento.
  • Si se hace un tatuaje, hágaselo sólo con un profesional con licencia.
  • No comparta cepillos de dientes, navajas de afeitar ni otros artículos de cuidado personal que puedan tener sangre.

Vivir con hepatitis C: cuídese

La mayoría de las personas que contraen el virus de la hepatitis C permanecen infectadas el resto de su vida. Pero las pruebas pueden determinar si el virus está activo en su cuerpo, y los medicamentos pueden suprimirlo en aproximadamente el 50 por ciento de los pacientes medicados. Si está infectado, cuidar su hígado es fundamental. A continuación algunas de las formas más importantes de protegerse:

  • No tome bebidas alcohólicas. Beber puede empeorar mucho su enfermedad hepática.
  • Obtenga la atención médica adecuada. Consulte a un médico que sepa sobre la hepatitis C, aunque no se sienta enfermo. Las personas con hepatitis C crónica necesitan chequeos regulares.
  • Vacúnese contra la hepatitis A y B. Son infecciones distintas, pero pueden acelerar el daño causado por la hepatitis C.
  • Coma bien, descanse y haga ejercicio para ayudar a su cuerpo a permanecer sano.
  • Hable sobre sus sentimientos. Enterarse de que tiene hepatitis C puede ser abrumador. Puede sentir miedo, tristeza, enojo, confusión y disgusto. Estos sentimientos son normales y pueden mejorar con el tiempo.

Para obtener más información sobre cómo vivir con hepatitis C, visite:
http://www.nyc.gov/html/doh/downloads/pdf/cd/cd-hepc-bro.pdf (PDF)

Esfuerzos del Departamento de Salud para reducir la hepatitis C

El Departamento de Salud trabaja con miembros de la comunidad para aumentar la concientización, promover los análisis de detección y mejorar la atención de la hepatitis C. Estos esfuerzos incluyen:

  • Ofrecer pruebas gratuitas de hepatitis C en las clínicas de ETS (enfermedades de transmisión sexual) en toda la ciudad. Más de 1,000 personas se hicieron la prueba en 2007 en las clínicas de ETS y agencias asociadas. Para información sobre los lugares donde puede hacerse la prueba, llame al 311.
  • Organizar reuniones trimestrales del grupo de trabajo sobre la Hepatitis C de Brooklyn y el Bronx. Un nuevo grupo de trabajo se reunirá en Queens por primera vez este mes. Estos grupos reúnen organizaciones comunitarias y mediadores que trabajan juntos para elevar la conciencia y aumentar las pruebas de detección y el cuidado.
  • Proporcionar materiales educativos y de capacitación gratuitos a más de 500 proveedores de atención médica cada año.
  • Fomentar el uso seguro de las agujas y reducir la transmisión al respaldar 13 puntos de intercambio de agujas en la ciudad. Las agujas limpias pueden prevenir la hepatitis C y el VIH sin aumentar el uso de drogas inyectables.

Para obtener más información sobre la hepatitis C, consulte http://www.nyc.gov/html/doh/downloads/pdf/hanes/hanes01.pdf (PDF)

La hepatitis A y B son infecciones distintas, aunque ambas afectan al hígado. Para obtener más información sobre las diferencias, visite http://www.nyc.gov/html/doh/html/cd/cdhepc-fs9.shtml

Acerca de los datos

Los datos sobre la prevalencia de la Hepatitis C provienen de la Encuesta de Examen de Salud y Nutrición (Health and Nutrition Examination Survey, HANES) de la Ciudad de Nueva York, una encuesta realizada en base a la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición (National Health and Nutrition Examination Survey,NHANES) de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. La encuesta examinó varios problemas de salud en la Ciudad de Nueva York, entre ellos la diabetes, la presión arterial, el colesterol, los niveles de mercurio y la depresión. La encuesta se llevó a cabo en 2004 en una muestra representativa de adultos de la Ciudad de Nueva York de 20 años de edad o mayores. De las 1,999 personas inscritas en la encuesta, 1,790 se incluyeron en las pruebas para la hepatitis C.

###