Translate This Page Print This Page Email a Friend Newsletter Sign-Up
Text Size : Sm Med Lg
Press Release

Printer Version Listo para tu impresora

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
Comunicado de Prensa # 022-08
miercoles 26 de marzo de 2008

CONTACTO: (212) 788-5290
Jessica Scaperotti: jscapero@health.nyc.gov
Sara Markt: smarkt@health.nyc.gov
Celina De Leon: cdeleon@health.nyc.gov


LA OBESIDAD Y LA DIABETES ESTÁN AUMENTANDO MÁS RÁPIDO EN LA CIUDAD DE NUEVA YORK QUE A NIVEL NACIONAL

Los adultos de la Ciudad de Nueva York aumentaron más de 10 millones de libras en un período de dos años; Las calorías vacías de los refrescos y otras bebidas azucaradas contribuyen a la epidemia de obesidad de la Ciudad

CIUDAD DE NUEVA YORK – 26 de marzo de 2008 – Unos 173,500 neoyorquinos adultos se pusieron obesos y se diagnosticaron más de 73,000 casos nuevos de diabetes desde 2002 a 2004, de acuerdo con un estudio reciente del Departamento de Salud. Los autores, que escribieron en el número de abril de 2008 de Preventing Chronic Disease (Cómo prevenir enfermedades crónicas), estimaron que el aumento de peso en toda la ciudad ascendió a un total de más de 10 millones de libras en tan solo dos años. Los índices de diagnósticos de obesidad y diabetes en la ciudad aumentaron un 17% durante el período de dos años del estudio. Por otro lado, el resto de la nación experimentó sólo un aumento del 6% en la prevalencia de la obesidad y ningún aumento en los diagnósticos de diabetes.

“La obesidad y la diabetes que la acompaña son los únicos problemas principales de salud generalizados que están empeorando en la Ciudad de Nueva York”, dijo el Dr. Thomas R. Frieden, comisionado de salud de la ciudad. “Para enfrentar este problema y ayudar a evitar los efectos devastadores de estas enfermedades, los neoyorquinos deben ingerir menos calorías y, para ayudarlos a hacer esto, debemos cambiar nuestro entorno. Los consumidores deben tener fácil acceso a la información de las calorías cuando piden comida en restaurantes, y debemos seguir aumentando el acceso a las frutas y verduras en los vecindarios donde los alimentos saludables no son siempre accesibles.”

En la Ciudad de Nueva York, la obesidad se incrementó tanto entre blancos (20%) como hispanos (14%), mientras que la nación experimentó un aumento importante únicamente entre los blancos (7%). Además, el índice de obesidad entre los neoyorquinos mayores aumentó un 28%, mientras que el índice nacional estimado se mantuvo constante. Entre los neoyorquinos de origen extranjero, el índice de obesidad aumentó desmesuradamente un 33%, de 16.8% en 2002 a 22.4% en 2004. Estos subgrupos son importantes porque los blancos y los hispanos conforman cerca de dos tercios de la población de la ciudad, y la cantidad de hispanos mayores y de neoyorquinos de origen extranjero está aumentando rápidamente.

Los nuevos hallazgos sobre la diabetes son igualmente preocupantes. El aumento local en los diagnósticos fue importante entre los hombres, adultos mayores, blancos y aquellos que viven en vecindarios de ingresos más altos. Tanto los adultos de origen extranjero como los nacidos en los Estados Unidos experimentaron aumentos en la Ciudad de Nueva York (26% y 15% respectivamente). Los índices más elevados se registraron entre los adultos hispanos y afroamericanos y entre aquellos que viven en vecindarios de ingresos bajos. El alto índice de diabetes en general de la Ciudad de Nueva York refleja principalmente los altos índices de la enfermedad entre los residentes más pobres y las minorías raciales. Sin embargo, los nuevos hallazgos demuestran que la diabetes afecta también a los sectores más adinerados de la población.

Consumo de refrescos: más calorías vacías

Uno de los factores principales que contribuyen al aumento de peso excesivo y a la diabetes posterior es el consumo de refrescos y bebidas azucaradas. En otro nuevo estudio que se publicó en el Journal of Urban Health, los investigadores del Departamento de Salud evaluaron los factores demográficos relacionados con el gran consumo de refrescos azucarados entre los adultos de la Ciudad de Nueva York. En general, la encuesta descubrió que el 27% de los adultos de la Ciudad de Nueva York consume uno o más refrescos azucarados al día; estos consumidores informan que beben un promedio de casi dos refrescos por día, lo que representa aproximadamente unas 300 calorías diarias de refresco únicamente. El consumo frecuente de refrescos era más común en los grupos demográficos con el riesgo más alto de obesidad, entre ellos, hombres, afroamericanos nacidos en los Estados Unidos, puertorriqueños, mexicanos y mexicanoamericanos, personas sin educación universitaria y quienes viven en hogares de bajos ingresos. Las mujeres que fueron consumidoras frecuentes de refrescos pesaban mucho más que aquellas que no bebieron refrescos con tanta frecuencia, incluso luego de tener en cuenta su edad y nivel de actividad física.

“Cuando las personas cuentan las calorías, con mucha frecuencia olvidan incluir las bebidas, lo que puede representar una gran cantidad de calorías adicionales”, dijo Cathy Nonas, directora de los Programas de Nutrición y Actividad Física del Departamento de Salud. “Consideramos que las calorías de los refrescos son ‘vacías’, ya que no aportan beneficios nutricionales. En medio de esta epidemia de obesidad, las personas deben elegir agua y bebidas de cero calorías en lugar de refrescos y bebidas azucaradas.”

Sobre las encuestas

Ambos estudios nuevos se basaron en la información de la Encuesta de Salud Comunitaria, una encuesta telefónica de aproximadamente 10,000 adultos de la Ciudad de Nueva York (18 años de edad o más) y del Sistema de Vigilancia de Factores de Riesgo del Comportamiento, una encuesta similar a nivel nacional. Para obtener más información acerca de los estudios o leerlos de manera completa, visite:

Obesity and Diabetes in New York City, 2002 and 2004: (Obesidad y diabetes en la Ciudad de Nueva York, 2002 y 2004) http://www.cdc.gov/pcd/issues/2008/apr/07_0053.htm?s_cid=pcd52a48_e.

Demographic and Behavioral Factors Associated with daily Sugar-sweetened Soda Consumption in New York City Adults: (Factores de comportamiento y demográficos asociados con el consumo de refrescos azucarados en los adultos de la Ciudad de Nueva York) http://www.springerlink.com/content/22m67p20gx4q0wn5/.

###