Translate This Page Print This Page Email a Friend Newsletter Sign-Up
Text Size : Sm Med Lg
Press Release

Printer Version Listo para tu impresora

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
Comunicado de Prensa # 015-08
miercoles 27 de febrero de 2008

CONTACTO: (212) 788-5290
Jessica Scaperotti: jscapero@health.nyc.gov
Sara Markt: smarkt@health.nyc.gov
Celina De Leon: cdeleon@health.nyc.gov


EL DEPARTAMENTO DE SALUD DE LA CIUDAD DE NUEVA YORK LANZA UNA NUEVA CAMPAÑA PUBLICITARIA EN TV QUE MUESTRA LOS DEVASTADORES EFECTOS DEL HUMO DE SEGUNDA MANO SOBRE LOS NIÑOS

Los datos mãs recientes muestran que 300,000 niños en la Ciudad de Nueva York pueden estar expuestos al humo del cigarrillo en el hogar, y uno de cada cuatro niños con asma vive con un adulto fumador

CIUDAD DE NUEVA YORK - 27 de febrero de 2008 - El Departamento de Salud de la Ciudad de Nueva York lanzó esta semana una nueva campaña publicitaria en televisión para educar a los neoyorquinos sobre los efectos perjudiciales del humo de segunda mano sobre los niños. Una encuesta del Departamento de Salud sugiere que aproximadamente 300,000 niños pueden estar expuestos al humo del cigarrillo en el hogar. El Departamento de Salud ha iniciado un gran número de campañas publicitarias de alto impacto contra el tabaco en los últimos años, pero ésta ha sido creada específicamente para advertir a los neoyorquinos sobre cómo el humo de segunda mano perjudica la salud de los niños. La publicidad, una producción original que no ha sido transmitida anteriormente, se puede ver en línea en: http://www.nyc.gov/html/doh/html/smoke/smoke-multimedia.shtml.


Cada año, el humo de segunda mano contribuye a mãs de 750,000 infecciones del oído y 200,000 casos de asma entre los niños de los EE.UU. Como las imãgenes grãficas de la nueva publicidad recuerdan a los telespectadores, el humo de segunda mano aumenta la susceptibilidad de los niños a la neumonía y contribuye a problemas de salud que duran toda la vida, tales como el asma.

Un nuevo informe del Departamento de Salud, "Asma Infantil en la Ciudad de Nueva York" (Childhood Asthma in New York City) indica que cerca de uno de cada 10 niños de la Ciudad de Nueva York (9 por ciento) tiene asma en la actualidad, lo que significa que experimentaron un ataque de asma en el último año. El nivel de asma actual en la ciudad es casi el doble del que se presenta entre los niños a nivel nacional (5 por ciento), y uno de cada cuatro niños de la Ciudad de Nueva York con asma actualmente vive con un adulto que fuma. El asma es mãs frecuente entre los niños que viven en hogares afroamericanos (10 por ciento), hispanos (12 por ciento) y de bajos ingresos (12 por ciento). Para obtener mãs información sobre este informe, visite: http://www.nyc.gov/html/doh/downloads/pdf/survey/survey-2008asthma.pdf.

Ademãs de contribuir al asma, el humo de segunda mano aumenta las posibilidades de que los recién nacidos sufran el Síndrome de Muerte Infantil Súbita (SIDS, por sus siglas en inglés). Los niños cuyos padres fuman tienen el doble de posibilidades de convertirse en fumadores. El nuevo anuncio en TV del Departamento de Salud se transmite junto con otro, emitido anteriormente, que utiliza técnicas grãficas similares para mostrar cómo el cigarrillo afecta a los pulmones, la boca, los dientes y el cerebro del fumador. El eslogan: "Los cigarrillos lo estãn consumiendo en vida".

A pesar de que muchos neoyorquinos han logrado eliminar el humo de sus hogares, un nuevo anãlisis de la Encuesta de Salud Comunitaria del Departamento de Salud sugiere que uno de cada 6 niños de la Ciudad de Nueva York todavía se encuentra en riesgo de estar expuesto a los 4,000 productos químicos tóxicos en el humo de segunda mano, que incluyen cianuro, monóxido de carbono y benceno.

"Cuando los padres fuman, ponen en riesgo la salud de sus hijos", dijo el Dr. Thomas R. Frieden, Comisionado de Salud de la Ciudad de Nueva York. "Si un niño que vive con un fumador tiene un ataque de asma o una infección del oído, el humo de segunda mano posiblemente tuvo algo que ver. Si usted es un padre que fuma, déjelo ahora para proteger a sus hijos. Si no puede dejarlo aún, elimine el humo de su hogar hoy".

El índice de tabaquismo de la Ciudad de Nueva York ha disminuido abruptamente desde que la administración Bloomberg lanzó un amplio programa contra el tabaquismo en 2002. En 2006, el índice de tabaquismo en adultos fue de 17.5 por ciento, aproximadamente un 20 por ciento menor que el índice de 2002, una reducción que representa 240,000 fumadores menos. La publicidad contra el tabaco ha desempeñado un papel importante en este descenso, causando un aumento en la demanda de servicios para dejar de fumar y una reducción de los índices de tabaquismo, en especial entre los hombres y neoyorquinos hispanos desde 2005.

>

Logre que su hogar sea un espacio libre de humo

Eliminar el humo de su hogar es la única forma de proteger completamente a sus seres queridos contra los peligros del humo de segunda mano. Fumar en otra habitación, abrir la ventana o utilizar un filtro de aire no protege a los no fumadores. Cuando elimina el humo de su hogar, la regla debe ser aplicable a todos: familiares, cuidadores y amigos. Casi el 70 por ciento de los neoyorquinos, incluyendo el 40 por ciento de los fumadores, ya han establecido reglas para lograr que su hogar sea un espacio libre de humo. El 30 por ciento restante, casi 2 millones de hogares, todavía no han establecido reglas para eliminar el humo de sus hogares. Los estudios sugieren que los fumadores que viven en hogares libres de humo intentarãn dejar de fumar con mayor frecuencia, y que tienen mãs posibilidades de lograrlo.

En octubre, el Departamento de Salud lanzó una iniciativa de un año de duración para eliminar el humo del hogar en la zona este y centro de Harlem donde los niños son hospitalizados debido al asma dos veces mãs que el resto de niños de la ciudad. La iniciativa incluyó una campaña en los medios impresos, publicidad en el metro y la radio, y una continuada asociación con organizaciones locales para organizar talleres comunitarios y proporcionar servicios para dejar de fumar, entre ellos la distribución de parches de nicotina en las clínicas locales.

Asistencia para dejar de fumar

Si fuma, intente dejar de fumar. Si no lo puede hacer sin ayuda, use parches de nicotina que pueden duplicar sus posibilidades de lograr dejar el tabaco. Los neoyorquinos que desean dejar de fumar para protegerse a sí mismos y a los demãs pueden llamar al 311 para obtener asistencia.

###