Translate This Page Print This Page Email a Friend Newsletter Sign-Up
Text Size : Sm Med Lg
Press Release

Printer Version Listo para tu impresora

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
Comunicado de Prensa # 102-07
viernes 28 de diciembre de 2007

CONTACTO: (212) 788-5290
Jessica Scaperotti (jscapero@health.nyc.gov)
Sara Markt (smarkt@health.nyc.gov)
Celina De Leon (cdeleon@health.nyc.gov)


EL DEPARTAMENTO DE SALUD PRESENTA LAS OCHO RESOLUCIONES DE AÑO NUEVO MÁS IMPORTANTES PARA TENER UNA VIDA MÁS SANA EN 2008

CIUDAD DE NUEVA YORK – 28 de diciembre de 2007 Cada fin de año, cuando baja la bola en Times Square, los neoyorquinos se proponen cumplir resoluciones de Año Nuevo para mejorar sus vidas y su salud. Si usted escoge su resolución con acierto y si la cumple cabalmente, puede salvar su vida. Por ello, en armonía con el espíritu de estas fiestas, los médicos y otros especialistas del Departamento de Salud le ofrecen ocho resoluciones para el 2008.

1. Dejar de fumar

“Decida que el 2008 sea el año en que dejará de fumar definitivamente”, dice Sarah Perl, Comisionada Adjunta del Departamento de Salud para Control del Tabaquismo. “Fíjese ahora mismo una fecha para dejar de fumar y deje el hábito en esa fecha. Solicite la ayuda de su familia y sus amigos. Considere el uso de una medicación, que puede duplicar o triplicar sus probabilidades de éxito en el intento de dejar de fumar”.

Si usted fuma, dejar el hábito es lo más importante que puede hacer para su salud y la salud de su familia: fumar causa cáncer de seno, de pulmón y de boca, así como derrame cerebral y enfermedad del corazón. Después de tan sólo 24 horas de dejar de fumar, disminuyen sus probabilidades de tener un ataque al corazón. Y en sólo 30 días, mejora su función pulmonar.

Para obtener más información y consejos para dejar de fumar, visite: http://www.nyc.gov/html/doh/downloads/pdf/public/dohmhnews1-02-sp.pdf. Los neoyorquinos que deseen obtener parches de nicotina gratis, pueden visitar la Terminal Whitehall del Ferry de Staten Island en Manhattan los días 3 y 4 de enero entre las 12:00PM y las 6:00PM o el centro comercial Kings Plaza Mall en Brooklyn desde el 7 hasta el 11 de enero entre las 11:00AM y las 5:00PM.

2. Ir al médico

“No espere a sentirse enfermo para solicitar una cita con el doctor”, dijo la Dra. Lynn Silver, Comisionada Adjunta del Departamento de Salud para Control y Prevención de Enfermedades Crónicas. “Si se hace exámenes de detección del cáncer y se controla la presión sanguínea y el colesterol podrá prevenir problemas de salud graves antes de que empiecen. Si no tiene un médico de cabecera, consiga uno a través de su plan de salud. Y si no tiene un plan de salud, llame al 311 para averiguar qué seguros puede obtener para usted y su familia”.

Los neoyorquinos que tienen un médico de cabecera tienen mayores probabilidades de que les examinen la tensión arterial y el colesterol y de que les hagan pruebas de Pap, mamografías y

exámenes de detección del cáncer de colon. Las personas que tienen su propio doctor también tienen mayores probabilidades de obtener atención médica y consejos sobre cuestiones delicadas, tales como la salud sexual y el consumo de bebidas alcohólicas y de drogas.

Para llevar el control de la atención médica que recibe, use este registro personal de medidas de prevención: http://www.nyc.gov/html/doh/downloads/pdf/tcny/tcny-passport-sp.pdf.

3. Bajar de peso

“Usted puede reducir su riesgo de diabetes, enfermedad del corazón y derrame cerebral este año si se esfuerza por alcanzar un peso saludable", dice la Dra. Shadi Chamany, Directora del Programa de Control y Prevención de la Diabetes. "Aunque pierda tan sólo unas pocas libras, eso tendrá un efecto beneficioso. Fíjese metas razonables, como tratar de perder una libra por semana, evitar las dietas "milagrosas” y vigilar lo que bebe. Si deja de beber cada día una bebida gaseosa u otra bebida azucarada, eso puede ayudarle a bajar varias libras a lo largo de un año”.

El sobrepeso, aún durante la infancia, puede ser una causa de problemas de salud graves tales como la diabetes, la enfermedad del corazón, el asma y la depresión. La mayoría de los adultos necesita unas 1800 a 2000 calorías cada día. Queme más calorías que las que come, y las libras que tiene de más se derretirán. Para obtener más consejos sobre la manera de bajar de peso, lea este boletín del Departamento de Salud: http://www.nyc.gov/html/doh/downloads/pdf/public/dohmhnews6-05-sp.pdf.

4. Hacer más ejercicio

“Para animarse a empezar, elija una actividad divertida y un cambio de estilo de vida realista”, dice Cathy Nonas, Directora del Programa de Actividad Física y Nutrición. “Por ejemplo, elija una actividad que le guste, como el basquetbol o el baile, ¡y dedíquese a ella más a menudo! Un cambio de estilo de vida rápido y fácil es bajarse del autobús o del tren una parada antes y caminar el resto del camino, o subir por las escaleras en vez del ascensor siempre que sea posible. Los pequeños esfuerzos se suman, especialmente cuando se hacen todos los días”.

La meta es al menos 30 minutos de actividad física moderada (tal como caminar rápidamente), al menos cinco días a la semana. La actividad física reduce sus probabilidades de padecer de obesidad, diabetes, enfermedad del corazón, hipertensión, depresión, artritis y osteoporosis.

Para obtener más información y consejos sobre cómo hacer ejercicio, visite: http://www.nyc.gov/html/doh/html/cdp/cdp_pan_know_phys.shtml.

5. Comer bien

“Para empezar el año nuevo con el pie derecho, apunte en una libreta todos los alimentos que consume durante varios días para darse cuenta de qué es lo que está comiendo realmente”, dice Sabrina Baronberg, Subdirectora del Programa de Actividad Física y Nutrición. “Después trate de hacer pequeños cambios, como por ejemplo beber agua seltzer en vez de bebidas gaseosas azucaradas o comer una manzana o una naranja en vez de una bolsa de papas fritas. A veces comer saludablemente puede parecer complicado, pero en realidad es sencillo: comer más frutas, verduras, granos integrales y productos lácteos con bajo contenido de grasa. Evitar los alimentos procesados y las bebidas gaseosas con azúcar, los tés endulzados y las bebidas frutales”.

6. Beber alcohol con moderación

“La gente aprovecha frecuentemente la ocasión de las fiestas navideñas para examinar si sus hábitos de consumo de alcohol son saludables”, dice Daliah Heller, Comisionada Adjunta para Dependencia Química. “Si alguna vez pensó que debía beber menos, si se enojó cuando alguien le pidió que dejara de beber, si se sintió culpable al beber o si necesita una bebida para despertarse, tal vez tenga un problema. Beber menos o dejar de beber es posible. Hable con su médico, vaya a una reunión de Alcohólicos Anónimos (AA) o llame al 311 y pida que le comuniquen con la línea de ayuda médica AYÚDESE para obtener ayuda”.

La persona que bebe demasiado puede, a corto plazo, causar accidentes mortales y actos de violencia, y a largo plazo, padecer de cirrosis, cánceres y hepatitis, además de poner en peligro su trabajo, sus finanzas y sus relaciones personales. Los hombres no deben tomar más de cuatro bebidas en una sola ocasión o más de dos bebidas al día como promedio. Las mujeres y las personas ancianas no deben tomar más de tres bebidas en una sola ocasión o más de una bebida al día como promedio.

Para averiguar si tiene un problema con la bebida visite: http://www.nyc.gov/html/doh/downloads/pdf/public/dohmhnews6-02-sp.pdf.

7. Reducir el estrés

“La tensión nerviosa, también llamada estrés, es parte de la vida, pero hay muchas maneras de controlarla”, dice Trish Marsik, Comisionada Adjunta para Salud Mental. “Sea cual sea la causa del estrés, se pueden hacer cosas para sentirse más en control. Trate de evitar el estrés innecesario, si es posible, y de recuperar el control modificando las situaciones tensas o cambiando sus expectativas. Las maneras saludables de reducir el estrés pueden ser dormir más, hacer ejercicio, programar unos momentos cada día para relajarse o hacer planes, escuchar música, o tomarse el tiempo de hablar con un amigo comprensivo. Y si siente que pierde el control, puede llamar al 311 y pedir que le comuniquen con la línea AYÚDESE para obtener ayuda”.

Además de afectar la calidad de su vida, el estrés puede ser causa de hipertensión y de muchos otros problemas de salud. Para obtener más información sobre cómo identificar el estrés y controlarlo, haga clic en: http://www.nyc.gov/html/doh/html/cdp/cdp7.shtml#sign.

8. Prepararse para una emergencia

“A veces hay que pensar lo inconcebible”, dice Marisa Raphael, Comisionada Adjunta para Gestión de Emergencias. “Estar preparados por adelantado para lo que pueda suceder, ya sea un huracán o una explosión, les ayudará a usted y a su familia a estar seguros en el 2008. Haga un plan para su familia, prepare un kit de suministros en su casa, y tenga una bolsa preparada con artículos de primera necesidad en caso de que tengan que abandonar su hogar”.

Puede encontrar más información sobre cómo prepararse para una emergencia en: http://www.nyc.gov/html/oem/html/ready/ready.shtml.

###