Translate This Page Print This Page Email a Friend Newsletter Sign-Up
Text Size : Sm Med Lg
Press Release

Printer Version Listo para tu impresora

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
Comunicado de Prensa # 100-07
miercoles 19 de diciembre de 2007

CONTACTO: (212) 788-5290
Jessica Scaperotti (jscapero@health.nyc.gov)
Sara Markt (smarkt@health.nyc.gov)
Celina De Leon (cdeleon@health.nyc.gov)


UN ESTUDIO DEL DEPARTAMENTO DE SALUD MUESTRA QUE LOS NIÑOS INMIGRANTES CORREN UN RIESGO MAYOR DE SUFRIR DE ENVENENAMIENTO POR PLOMO

La pintura sigue siendo la causa número 1 de envenenamiento por plomo en los niños de la Ciudad de Nueva York

Ciudad de Nueva York - 19 de diciembre de 2007 - Los niños inmigrantes tienen cinco veces más probabilidades que los niños nacidos en los Estados Unidos de sufrir de envenenamiento por plomo en la Ciudad de Nueva York, de acuerdo con un nuevo estudio del Departamento de Salud, y el riesgo es más alto entre los inmigrantes más recientes. El nuevo estudio de detección de envenenamiento por plomo en niños, realizado en 2002 y publicado por Internet en la revista American Journal of Public Health este mes, comprobó que los niños que habían vivido en el extranjero durante los seis meses anteriores a las pruebas de detección tenían 11 veces más probabilidades de sufrir envenenamiento por plomo que los niños nacidos en los Estados Unidos. Los niños más afectados fueron los de la República Dominicana, Haití, México y Pakistán, naciones donde el plomo suele estar regulado menos estrictamente que en los Estados Unidos. El estudio es el primero en analizar el envenenamiento por plomo en niños inmigrantes de la Ciudad de Nueva York. Está disponible en www.ajph.org.

A young girl wearing kohl -- a cosmetic that has been found to contain lead
Niñita delineada con kohl, un cosmético que contiene plomo

En la Ciudad de Nueva York, la pintura a base de plomo es la primera causa del envenenamiento por plomo en niños nacidos en el extranjero y los Estados Unidos. Los niños inmigrantes pueden tener problemas más graves debido al plomo que recibieron en sus países de origen. De los 800 niños envenenados por plomo que requirieron investigaciones en los hogares en 2006, el personal del Departamento de Salud identificó peligros de pintura con plomo en el 80% de los casos de niños nacidos en los Estados Unidos y sólo en 65% de los casos de niños nacidos en el extranjero. A pesar de que no es posible documentar las fuentes exactas de exposición al plomo en el caso de estos niños inmigrantes, otras investigaciones indican que la contaminación, los alimentos, los medicamentos a base de hierbas, la vajilla, los juguetes, las alhajas y los cosméticos son fuentes de plomo en países extranjeros.

“Este estudio sugiere que los niños inmigrantes están expuestos al plomo en sus países de origen antes de llegar a la Ciudad de Nueva York,” dijo Jessica Leighton, Comisionada Adjunta de Salud Ambiental y coautora del estudio. “Y es posible que algunas familias inmigrantes traigan consigo productos contaminados a la Ciudad de Nueva York. Alentamos a todos los padres, especialmente a aquellos que son inmigrantes recientes, a asegurarse de que sus hijos se someten al examen para detectar el envenenamiento por plomo a la edad de uno y dos años, como lo exige la ley”.

La Dra. Leighton también instó a los proveedores de atención médica a considerar realizar un análisis de sangre para detectar el plomo cuando atiendan a niños de todas las edades nacidos en el extranjero. Las estadísticas más recientes del Departamento de Salud muestran que mientras los niños nacidos en el extranjero representan sólo el 14% de todos los niños en Nueva York, representan el 18% de los niños que presentan envenenamiento por plomo con niveles que requieren investigación en el hogar.

Qué pueden hacer los padres para proteger a sus hijos del envenenamiento por plomo
  • No compre o use especias y alimentos, medicinas, vasijas y vajilla de arcilla, cosméticos y juguetes importados que se sabe que contienen plomo. Para obtener más información y una lista de productos que se deben evitar, visite: http://www.nyc.gov/html/doh/html/lead/lead.shtml
  • Informe a su arrendador si la pintura se descascara. En la Ciudad de Nueva York, se les exige a los arrendadores que arreglen la pintura que se descascara en los hogares donde viven niños pequeños.
  • Recuérdele al médico que le haga una prueba a su hijo para detectar el envenenamiento por plomo al año y a los dos años de edad. Pregúntele a su médico acerca de la posibilidad de realizar la prueba en niños mayores que pudieran estar en riesgo de exposición al plomo, lo que incluye exposiciones en otros países.
  • Lave los pisos, los marcos de las ventanas, las manos, los juguetes y los chupetes a menudo.
  • Utilice sólo agua corriente fría (no caliente) para preparar la fórmula para bebés y para beber y cocinar. Antes de usarla haga correr el agua por unos pocos minutos.
Qué está haciendo el Departamento de Salud para prevenir el envenenamiento por plomo entre los niños inmigrantes
  • Distribuir materiales educativos en varios idiomas para ayudar a los padres inmigrantes a reducir la exposición de los niños al plomo.
  • Trabajar con organizaciones de la comunidad para aumentar la conciencia entre las comunidades inmigrantes.
  • Brindar información a los proveedores de atención médica y curanderos tradicionales sobre los riesgos de envenenamiento por plomo y las pruebas para detectar el plomo en la sangre.
  • Educar a arrendadores y contratistas sobre los requisitos para identificar y corregir de manera segura peligros de pintura a base de plomo en los hogares.

El plomo es un metal tóxico que daña el cerebro, el sistema nervioso, los riñones y el aparato reproductor. El envenenamiento por plomo también puede causar problemas durante el embarazo y puede provocar problemas de aprendizaje y comportamiento en los niños pequeños.

El envenenamiento por plomo continúa siendo un problema de salud pública serio en la Ciudad de Nueva York a pesar de la disminución continua en el número de casos. En 2006, hubo 2,310 casos nuevos de envenenamiento por plomo entre niños de 6 meses a 6 años, lo que representa una disminución del 88% desde 1995, cuando se identificaron por primera vez aproximadamente 20,000 niños con envenenamiento por plomo.

Acerca de los datos

Llevado a cabo en la Ciudad de Nueva York en 2002 y 2003, el estudio utilizó un cuestionario telefónico en varios idiomas para comparar niños que presentan envenenamiento por plomo con niños que no presentan este problema. Los investigadores del Departamento de Salud entrevistaron a los padres de más de 400 niños con y sin envenenamiento por plomo.

Para obtener más información acerca de cómo proteger a su hijo del envenenamiento por plomo, visite http://www.nyc.gov/html/doh/downloads/pdf/public/dohmhnews6-03.pdf o llame al 311 para obtener folletos gratis.

###