Translate This Page Print This Page Email a Friend Newsletter Sign-Up
Text Size : Sm Med Lg
Press Release

Printer Version Listo para tu impresora

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
Comunicado de Prensa # 096-07
miercoles 28 de noviembre de 2007

CONTACT INFORMATION FOR MEDIA: (212) 788-5290
Jessica Scaperotti (jscapero@health.nyc.gov)
Sara Markt (smarkt@health.nyc.gov)
Celina De Leon (cdeleon@health.nyc.gov)


EL DEPARTAMENTO DE SALUD PUBLICA NUEVOS HALLAZGOS SOBRE LOS NIÑOS EXPUESTOS AL DESASTRE DEL WTC

A los adultos inscritos en el Registro de Salud del WTC les quedan cuatros semanas para completar una importante encuesta de seguimiento

CIUDAD DE NUEVA YORK - 28 de noviembre de 2007 - Los hallazgos publicados hoy por el Departamento de Salud proporcionan el primer panorama general de los efectos físicos y mentales que sufrieron los niños expuestos al desastre del World Trade Center. La encuesta indicó que los niños menores de cinco años tenían una mayor probabilidad de que se les diagnosticara asma entre los dos y tres años posteriores al acontecimiento, aunque el aumento no fue tan marcado como en los trabajadores de rescate. La encuesta no demostró evidencia de niveles elevados de estrés postraumático en los niños.

Los investigadores del Departamento de Salud se reunirán esta noche con los inscritos en el Registro de Salud del WTC (WTC Health Registry) y otros miembros de la comunidad en la Segunda Reunión Anual y la Feria de Recursos que se llevarán a cabo en Pace University para presentar estos y otros hallazgos recientes de la encuesta inicial del Registro de Salud del World Trade Center realizada en 2003 y 2004.

Según esta encuesta, la mitad de los 3,100 niños inscritos en el registro desarrollaron al menos un síntoma respiratorio nuevo o empeoraron alguno, como la tos, entre el 11 de septiembre y el momento de la entrevista. Una encuesta de seguimiento que actualmente se encuentra en marcha evaluará si estos síntomas persistieron más allá de los primeros días y meses después del acontecimiento. Antes del 11 de septiembre, los índices de asma entre los niños inscritos igualaban los índices regionales y nacionales, pero en el momento de la entrevista, alrededor del 6% de los niños inscritos había recibido un diagnóstico de asma nuevo. La encuesta descubrió que los niños expuestos a la nube de polvo que surgió por el colapso de las torres tuvieron el doble de probabilidad de que se les diagnosticara asma, en comparación con los que no quedaron atrapados en la nube de polvo.

El índice de asma posterior al 11 de septiembre entre niños menores de cinco años puede hasta duplicar el índice regional (noreste) para el mismo grupo de edad. Es necesario investigar más para saber si parte de este aumento se debe a una mejor detección del asma en niños expuestos al desastre del WTC o a que era más probable que los padres de niños con síntomas de asma inscribieran a sus hijos en el registro.

La parte destinada a la salud mental de la encuesta demostró que sólo el 3% de los niños encuestados sufrieron síntomas que sugerían trastorno de estrés postraumático durante la entrevista, un nivel que no se encuentra por encima del nivel de los niños de cualquier lugar. Sin embargo, al igual que con el asma, los niños que quedaron atrapados en la nube de polvo experimentaron niveles superiores. La encuesta no evaluó otros problemas de salud mental.

“Ahora sabemos que algunos niños también se vieron afectados por la exposición a la nube de polvo”, dijo Lorna Thorpe, Comisionada Adjunta del Departamento de Salud. “El Registro nos está ayudando a obtener más información sobre los efectos que produjo en la salud el 11 de septiembre y a compartir estos hallazgos con el público”.

Esta encuesta incluyó niños menores de 18 años al 11 de septiembre de 2001, que vivían o iban a la escuela al sur de Canal Street (preescolar y Kindergarten hasta 12º grado) o se encontraban al sur de Chambers Street el 11 de septiembre.

El Departamento de Salud ahora está trabajando en su segunda encuesta que incluye más de 71,000 inscritos. Quedan sólo cuatro semanas para que los adultos inscritos envíen sus respuestas. Alrededor del 65% de todos los inscritos han completado la encuesta hasta ahora. Las encuestas para los niños inscritos (cuyos padres las completan, en el caso de niños pequeños) deben entregarse antes de marzo de 2008. Estas respuestas ayudarán a determinar si los inscritos todavía están sufriendo problemas de salud relacionados con el 11 de septiembre y si han aparecido afecciones o síntomas nuevos en cualquier grupo desde el 11 de septiembre.

“Es importante que los inscritos nos ayuden a continuar con este trabajo importante”, dijo la Dra. Polly Thomas, Profesora Adjunta del Departamento de Medicina Preventiva y Salud de la Comunidad de la Facultad de Medicina de Nueva Jersey y autora principal del estudio pediátrico. “Necesitamos con urgencia que más personas envíen sus encuestas durante las próximas cuatro semanas”.

Se pueden encontrar otros hallazgos recientes en el sitio web de salud del World Trade Center en www.nyc.gov/9-11healthinfo. Su creación fue una recomendación clave del informe Cómo tratar los impactos del 11 de septiembre en la salud (Addressing the Health Impacts of 9/11) del alcalde. Este sitio web integral da acceso a todos los temas de salud relacionados con el 11 de septiembre, entre ellos, información actualizada sobre investigaciones científicas y servicios médicos gratuitos o de bajo costo. El sitio web también incluye información sobre opciones de tratamiento para diferentes grupos de personas afectadas: trabajadores de rescate y recuperación, residentes, niños, empleados de la ciudad y otros.

Acerca del Registro

El Registro de Salud del World Trade Center, el mayor registro de salud pública en la historia de Estados Unidos, se inició en 2003 para realizar un seguimiento de la salud de las personas expuestas al derrumbe del World Trade Center y de aquellos que trabajaron en el lugar. El registro es producto de un esfuerzo de colaboración que incluye al Departamento de Salud y a la Agencia para Sustancias Tóxicas y Registro de Enfermedades (ATSDR, por sus siglas en inglés) de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), con financiación de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés).

###