Translate This Page Print This Page Email a Friend Newsletter Sign-Up
Text Size : Sm Med Lg
Press Release

Printer Version Listo para tu impresora

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
Comunicado de Prensa # 092-07
miercoles 14 de noviembre de 2007

CONTACT INFORMATION FOR MEDIA: (212) 788-5290
Jessica Scaperotti (jscapero@health.nyc.gov)
Sara Markt (smarkt@health.nyc.gov)
Celina De Leon (cdeleon@health.nyc.gov)


EL COMISIONADO DE SALUD, LA CONCEJAL MUNICIPAL LETITIA JAMES Y LOS LÍDERES DE LA COMUNIDAD INSTAN A LOS RESIDENTES DE BROOKLYN CENTRAL A VACUNARSE CONTRA LA INFLUENZA

Brooklyn Central tiene uno de los índices más bajos de vacunación y el índice más alto de muerte El Departamento de Salud reabre la Clínica Fort Greene renovada a tiempo para la temporada de la gripe

CIUDAD DE NUEVA YORK – 14 de noviembre de 2007 – El Dr. Thomas R. Frieden, Comisionado de Salud de la Ciudad de Nueva York, acompañó hoy a la concejal municipal Letitia James, médicos locales y líderes religiosos en la reciente reapertura de la Clínica de Vacunación Fort Greene (Fort Greene Immunization Clinic) del Departamento de Salud para alentar a los residentes de Brooklyn Central a vacunarse contra la influenza. Los líderes que participaron recibieron la vacuna contra la gripe en el evento de hoy y animaron a los residentes de Brooklyn a aprovechar esta medida que protege su vida y es gratuita. Este evento siguió a uno similar que se llevó a cabo el día anterior en el Ayuntamiento, donde el alcalde Bloomberg y otros miembros del Concejo recibieron sus vacunas (foto adjunta).

“Los residentes de Brooklyn Central sufren enfermedades y muertes que podrían ser evitadas con una simple vacuna”, dijo el Dr. Frieden. “Alentamos a todos los residentes de Brooklyn a dar este paso importante para mantenerse sanos y proteger a sus amigos y seres queridos. Vacunarse puede salvar su vida”.

“Me alegro mucho de que el suministro de vacunas contra la gripe sea abundante este año”, dijo la concejal municipal Letitia James del 35.º Distrito de Brooklyn. “Cualquiera que quiera protegerse contra la influenza se puede vacunar. Aliento a los residentes de Brooklyn a venir a la nueva clínica y a vacunarse gratis hoy”.

La clínica de Fort Greene ha tenido una renovación de $1.3 millón desde que se cerró temporalmente en 2004. Más de 15,000 pacientes visitaron la clínica anualmente en los años anteriores a su renovación. Más de 120 neoyorquinos se han vacunado contra la gripe en la nueva clínica desde su reapertura la semana pasada.

Muy pocos residentes de Brooklyn Central están protegidos contra la influenza

Brooklyn Central tiene uno de los índices más bajos de vacunación de la Ciudad de Nueva York, así como también los índices más altos de muertes a causa de la influenza. El área incluye a Bedford Stuyvesant, Brownsville, Crown Heights, Flatbush y parte de Fort Greene.

  • En Brooklyn Central, sólo el 37% de los adultos de 65 años de edad o más se vacunaron durante la temporada de gripe del año pasado, comparado con el 59% del mismo grupo en el resto de la ciudad.
  • El índice de muerte a causa de la influenza y la neumonía para personas de 65 a 84 años de edad en Bedford-Stuyvesant y Crown Heights es el doble del de las otras áreas de Brooklyn como Coney Island-Sheepshead Bay y Greenpoint.
  • Los índices de vacunación varían según la raza y el vecindario. Sólo aproximadamente la mitad de los neoyorquinos afroamericanos de 65 años de edad o más se vacunaron durante la temporada de gripe 2005-2006, comparados con aproximadamente dos tercios de los blancos. El 78% de los residentes de los vecindarios de Brooklyn Central son afroamericanos.
  • Las personas tienen tres veces más posibilidades de ser vacunadas si sus médicos se lo recomiendan. Sin embargo, una encuesta descubrió que sólo el 60% de los residentes de Brooklyn Central obtuvo este consejo, que posiblemente salve vidas, de su proveedor de atención médica.

“La influenza no es un resfrío fuerte”, dijo el Dr. Dexter McKenzie, presidente de la Sociedad Clínica Provident (Provident Clinical Society) y de la sucursal de Brooklyn de la Asociación Médica Nacional (National Medical Association). “La influenza puede matar. Afortunadamente, se puede prevenir con vacunas que son seguras y, al contrario de lo que dicen los rumores, no causan la gripe. La mala información y la desconfianza impiden que muchos se vacunen. No podemos permitir que el miedo nos impida hacer lo correcto para nosotros y nuestros seres queridos. Todos debemos cumplir nuestro rol. Nuestros profesionales de la salud deben ofrecer la vacuna contra la gripe a todos aquellos que la necesiten, y cada uno de nosotros tiene la responsabilidad de pedir la vacuna”.

“Vacunarse contra la gripe es importante”, dijo el pastor Richard Calhoun de Calvary 1.ª Iglesia Adventista del Séptimo Día de Nigeria. “Todo lo que podamos hacer para aumentar las probabilidades de mantenernos sanos debe ser la prioridad principal en nuestra lista diaria de cosas por hacer. Cada año, les digo a los feligreses de mi congregación que se vacunen contra la gripe porque, como bien afirma el dicho: una gota de prevención es mejor que un litro de curación”.

La Oficina de Salud Pública del Distrito de Brooklyn del Departamento de Salud entrevistó a los residentes de Brooklyn Central en 2005 para entender mejor su rechazo a recibir la vacuna. Los resultados sugieren que el escepticismo acerca de la vacuna y, en general, la falta de confianza en el sistema médico desempeñan un papel importante. Menos de la mitad de los residentes de Brooklyn Central pensaban que la vacuna era eficaz para prevenir la influenza, y la mitad creía que la vacuna contra la gripe podía causar la enfermedad. El informe completo está disponible en línea en http://www.nyc.gov/html/doh/downloads/pdf/dpho/dpho-brooklyn-report-flu-2006.pdf (en inglés).

Muchos residentes afroamericanos y caribeños de Brooklyn Central pensaban que los remedios caseros, o sus propias prácticas culturales, eran la mejor manera de mantenerse sanos, y un tercio dijo que desconfiaban de la medicina moderna. Entre sus comentarios:

  • Mucha gente se cuida a sí misma. Cuando era joven, si me enfermaba iba a lo de mi abuela y ella me daba algo y me mejoraba.
  •  Me vacuné, pero mi esposa cree que la vacuna contra la gripe causa la gripe.
  •  Algunas personas dicen: “No sé lo que me están poniendo en el cuerpo y no confío en eso, punto”.
Datos sobre la influenza:
  • La influenza puede ser peligrosa a cualquier edad. Es la principal causa de muerte entre las personas de 65 años o más.
  • No se puede contraer la influenza a partir de una vacuna contra la gripe.
  • La vacuna contra la gripe es muy segura y altamente eficaz para prevenir la influenza.
  • La influenza no es un resfrío. Es mucho más grave, aparece repentinamente y dura una semana o más. Los síntomas incluyen tos, fiebre y dolores corporales.
¿Quiénes deben recibir la vacuna contra la gripe?

Todo aquel que quiera reducir el riesgo de contraer la influenza se debe vacunar este año. Es especialmente importante que los grupos que se mencionan a continuación se vacunen porque tienen un mayor riesgo de sufrir complicaciones y hasta la muerte:

  • Adultos de 50 años de edad o más, especialmente los mayores de 65 años
  • Niños entre los 6 meses y los 5 años de edad
  • Personas que sufren afecciones médicas crónicas
  • Trabajadores del cuidado de la salud
  • Mujeres embarazadas

La clínica de Fort Greene, ubicada en 295 Flatbush Extension, está abierta para vacunar de manera gratuita contra la gripe, de lunes a viernes de 8:30 a.m. a 2:30 p.m. No se necesita tener una cita. Los neoyorquinos interesados en recibir la vacuna pueden llamar al 311 para obtener información sobre las ubicaciones de las clínicas, o utilizar el localizador de vacunas en: https://a816-health12ssl.nyc.gov/dohroot/prjFlp/.

Acerca de los datos

Los datos de los índices de vacunación contra la gripe durante las temporadas de gripe 2005-2006 provienen de la Encuesta de Salud Comunitaria de la Ciudad de Nueva York (Community Health Survey, CHS) de 2006. La CHS es una encuesta telefónica anual a 10,000 adultos de 18 años de edad o más de cada vecindario de la Ciudad de Nueva York. Los datos sobre la mortalidad por influenza y neumonía provienen de certificados de defunción. Los datos sobre las actitudes y prácticas de los residentes y proveedores médicos de Brooklyn Central provienen de un estudio del Departamento de Salud llevado a cabo en 2005 y publicado el otoño pasado.

###