Translate This Page Print This Page Email a Friend Newsletter Sign-Up
Text Size : Sm Med Lg
Press Release

Printer Version Listo para tu impresora

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
Comunicado de Prensa # 087-07
viernes 19 de octubre de 2007

CONTACT INFORMATION FOR MEDIA:
(212) 788-5290
Jessica Scaperotti (jscapero@health.nyc.gov)
Celina De Leon (cdeleon@health.nyc.gov)


EL DEPARTAMENTO DE SALUD LANZA UNA CAMPAÑA PARA HOGARES LIBRES DE HUMO EN HARLEM

La iniciativa intenta reducir la exposición de los niños al humo del cigarrillo en el hogar

CIUDAD DE NUEVA YORK, 19 de octubre de 2007. El Departamento de Salud anunció hoy el lanzamiento de la campaña Hogares Libres de Humo en Harlem (Harlem Smoke-Free Home) para abordar la problemática del humo de segunda mano en el este y centro de Harlem. El índice de niños  hospitalizados por asma en Harlem es el doble en comparación con los niños de toda la ciudad. Según un estudio realizado en el año 2005, el 32% de los niños del centro de Harlem inscritos en un programa de la Iniciativa contra el Asma en Niños de la Zona de Harlem (Harlem Children’s Zone Asthma Initiative) vive con un fumador. Y aunque el índice de fumadores de la Ciudad de Nueva York logró una disminución en el año 2006, el problema es más grave en algunas partes de Harlem. El año pasado, el índice en el este de Harlem se elevó casi al doble del de toda la ciudad (31% contra 17.5%).

Para contrarrestar esta tendencia, el Departamento de Salud lanzó una nueva campaña a través de los medios y se asoció con organizaciones locales para ayudar a aumentar conciencia sobre el peligro del humo de segunda mano. La campaña también está ofreciendo servicios adicionales -que incluyen parches de nicotina en clínicas locales- para ayudar a las personas a dejar de fumar.

“Cuando los padres fuman en el hogar, ponen en riesgo la salud de sus hijos”, advirtió Sarah Perl, Comisionada Adjunta del Departamento de Salud para el Control del Tabaquismo. “El humo de segunda mano daña los pulmones en desarrollo de los niños. Lograr que su hogar sea un espacio libre de humo es el mejor modo de proteger a sus hijos contra los peligros del humo de segunda mano”. Esta semana comenzaron a aparecer avisos publicitarios de la campaña en las estaciones del tren subterráneo de Harlem y en establecimientos de cambio de cheques y continuarán mostrándose hasta el 15 de diciembre. La campaña también incluye publicidad en las estaciones de radio y anuncios por parte de disc-jockeys en eventos en todo Harlem. Con versiones en inglés y en español, los avisos publicitarios muestran a niños latinos y afroamericanos que sufren de enfermedades relacionadas con el humo de segunda mano como asma, infecciones de oído, alergias y tos crónica. El humo de segunda mano también puede causar bronquitis y neumonía en los niños e incrementar el riesgo de Síndrome de Muerte Infantil Súbita, SIDS. Además, los niños cuyos padres fuman tienen el doble de posibilidades de convertirse en fumadores.

“Es difícil para los padres adictos al tabaco responsabilizarse por el asma crónica de sus hijos”, aseguró Fajah Ferrer, Director del Programa de Nociones Básicas sobre el Asma para Niños (Asthma Basics for Children) de la Asociación Perinatal del Norte de Manhattan (Northern Manhattan Perinatal Partnership). “No quieren causarles daño a sus hijos, pero muchos no pueden dejar de fumar. El objetivo de muchos padres es lograr tener un hogar libre de humo, pero algunos necesitan ayuda adicional para lograrlo”.

El año que viene y a través de programas locales de visitas domiciliarias tales como el Programa de Visita a Hogares de Recién Nacidos (Newborn Home Visiting Program), el personal del Departamento de Salud distribuirá a las familias kits para hogares libres de humo. Entre otros elementos, los kits incluyen un paquete de información, un calendario de promesas y una etiqueta adhesiva que dice This is a Smoke-Free Home (Este es un hogar libre de humo). Además, el Departamento de Salud trabaja junto a grupos comunitarios para organizar talleres sobre hogares libres de humo y a la vez promover el mensaje en eventos comunitarios.

La Autoridad de Viviendas de la Ciudad de Nueva York (New York Housing Authority) también ha colaborado mediante la exhibición de carteles de hogares libres de humo en inglés y en español, en conjuntos habitacionales de Manhattan.

Otros socios comunitarios:

  • Nociones Básicas sobre el Asma para Niños (Asthma Basics for Children)
  • Boriken Neighborhood Health Center
  • Iniciativa contra el Asma en Niños de la Zona de Harlem (Harlem Children’s Zone Asthma Initiative)
  • Harlem Hospital
  • Coalición Libre de Humo de Harlem (Harlem Smoke-Free Coalition)
  • Little Sisters of the Assumption Family Health Center
  • Escuela de Salud Pública Mailman (Mailman School of Public Health) de la Universidad de Columbia.
  • Metropolitan Hospital
  • Asociación Perinatal del Norte de Manhattan (Northern Manhattan Perinatal Partnership)

Los residentes de Harlem que deseen ayuda para dejar de fumar pueden llamar al 311. Para obtener más información acerca de la campaña, los residentes pueden llamar a la Oficina de Salud Pública del este y centro de Harlem al 646-672-2402.

Casi el 70% de los hogares de la Ciudad de Nueva York ya son hogares libres de humo, esto incluye a un 40% de fumadores que han logrado eliminar el humo de sus hogares. La mayoría de los fumadores quieren dejar de fumar y más de la mitad lo intenta cada año. Tener un hogar libre de humo hace que dejar de fumar sea mucho más fácil.

A continuación 10 maneras de lograrlo más fácilmente:

1. Prepárese. Haga una lista de sus motivos para dejar de fumar y léala con frecuencia.

2. Escoja una fecha para dejar de fumar. Deshágase de ceniceros y encendedores y bote todos los cigarrillos.

3. Tenga un auto y una casa libres de humo. Es más saludable para los demás y le ayudará a resistir el deseo de fumar.

4. Busque apoyo y motivación. Cuéntele a su familia, amigos y compañeros de trabajo que está dejando de fumar y pídales su apoyo.

5. Busque un compañero para dejar de fumar. Pídale a un fumador que deje de fumar con usted, o encuentre a alguien que ya ha dejado de fumar con quien pueda hablar para pedir apoyo.

6. Identifique qué provoca las ansias de fumar. El alcohol, el café y el estrés pueden hacer que usted sienta ganas de fumar. Lo mismo puede suceder al ver fumar a otros.

7. Considere tomar medicamentos. El parche o el chicle de nicotina y los medicamentos pueden duplicar su oportunidad de éxito.

8. Ayúdese a sobrellevar la situación. Beba mucha agua para reducir las ansias. Haga ejercicio para aliviar el estrés.

9. Elimine de su mente el deseo de fumar. Ocúpese en una tarea sencilla, hable con un amigo o salga a caminar. Evite lugares y situaciones que se relacionen con el hábito de fumar.

10. ¡Aléjese del primer cigarrillo! Fumar aunque sea un cigarrillo puede hacer que vuelva a empezar. Las ansias disminuirán entre más tiempo se mantenga sin fumar.

Para obtener más información sobre cómo eliminar el humo de su hogar, visite http://www.nyc.gov/html/doh/downloads/pdf/public/dohmhnews4-09-sp.pdf.

###