Translate This Page Print This Page Email a Friend Newsletter Sign-Up
Text Size : Sm Med Lg
Press Release

Printer Version Listo para tu impresora

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
Comunicado de Prensa # 082-07
miercoles 3 de octubre de 2007

CONTACT INFORMATION FOR MEDIA:
(212) 788-5290
Sara Markt (smarkt@health.nyc.gov)
Celina De León (cdeleon@health.nyc.gov)


LA TASA DE MORTALIDAD INFANTIL DE LA CIUDAD VOLVIÓ A BAJAR EN 2006

La pobreza, la raza y la salud de la madre antes del embarazo afectan la supervivencia infantil

CIUDAD DE NUEVA YORK – 3 de octubre de 2007 – El Departamento de Salud informó hoy que la tasa de mortalidad infantil de la Ciudad de Nueva York, ampliamente considerada como un barómetro de la salud general de una población, cayó ligeramente en 2006. La tasa en 2006 fue de 5.9 muertes infantiles por cada 1,000 nacimientos, lo que indica un leve descenso con respecto a la tasa de 6.0 del año anterior. La Ciudad ha progresado considerablemente en la reducción de la mortalidad infantil desde principios de la década de 1990, cuando la tasa de mortalidad era el doble de lo que es hoy, pero la disminución se ha nivelado en los últimos años. El Departamento de Salud también informó que en los sectores más pobres de la ciudad, las tasas de mortalidad infantil siguen duplicando la tasa de toda la ciudad.

Tasa de mortalidad infantil, Ciudad de Nueva York, 1990-2006En 2006, hubo 740 muertes infantiles (definido como la muerte de los menores de un año de edad) de un total de 125,506 nacimientos en la Ciudad de Nueva York. La tasa de mortalidad infantil de la ciudad sigue siendo menor que la tasa nacional que fue de 6.8 por cada 1,000 nacimientos en 2004, el año más reciente que se haya registrado. Las causas principales de muerte infantil tanto en la Ciudad de Nueva York como a nivel nacional son los defectos de nacimiento, el nacimiento prematuro y el peso bajo al nacer.

“Estamos progresando, pero no lo suficiente y no en todas partes”, dijo el Dr. Thomas R. Frieden, Comisionado de Salud de la Ciudad de Nueva York. “No hay una sola solución para las altas tasas de mortalidad infantil que vemos en los barrios pobres. Necesitamos captar esfuerzos específicos para mejorar la salud de las mujeres y los niños, pero también necesitamos reducir la pobreza y mejorar el acceso que tienen las mujeres a la atención médica, a los alimentos saludables, a los ambientes libres del humo del tabaco y oportunidades para realizar actividad física antes, durante y después del embarazo.”

La salud de una mujer antes de quedar embarazada es sumamente importante. La enfermedad y la muerte infantil son más comunes en los bebés cuyas madres fuman, consumen alcohol o drogas, o son obesas, tienen diabetes o presión arterial alta antes de quedar embarazadas. Nuevos datos del Sistema de Monitoreo de Evaluación de Riesgos en el Embarazo, de la Ciudad de Nueva York, sugieren que todos estos factores de riesgo son comunes entre las mujeres de la Ciudad de Nueva York. Entre las mujeres que dieron a luz en 2004 y 2005:

  • Aproximadamente el 40% de las mujeres tenía sobrepeso o sufría de obesidad antes de quedar embarazadas.
  • Una de cada ocho mujeres informó que fumaba durante los tres meses antes del embarazo, y solamente la mitad de estas mujeres dejó de fumar durante el embarazo. Según una encuesta independiente, el 16% de las mujeres de la Ciudad de Nueva York entre 18 y 44 años fuma. Muchas mujeres suelen fumar o tomar alcohol durante el primer trimestre de embarazo, antes de saber que están embarazadas pero estos son los meses más críticos para el desarrollo del feto.
  • Casi el 8% de las mujeres informó que tuvo presión arterial alta antes o durante el embarazo.
  • Aproximadamente una de cada 40 mujeres (2.4%) tenía diabetes antes de quedar embarazada, y una de cada 10 contrajo diabetes durante el embarazo, una enfermedad conocida como diabetes gestacional.
Tasas de mortalidad infantil de la Ciudad de Nueva York (2006)Disparidades en la mortalidad infantil

En 2006, las tasas de mortalidad infantil para los neoyorquinos afroamericanos y puertorriqueños duplicaron con creces los índices de los blancos y los asiáticos, un patrón que ha persistido por más de una década. La diferencia racial persiste incluso cuando se elimina la pobreza en la ecuación. Los bebés de las mujeres afroamericanas con ingresos más altos murieron en un índice casi tres veces mayor en comparación con el índice de los hijos de mujeres blancas con ingresos más altos. Aún no se comprenden las razones, pero algunos expertos creen que el estrés de soportar la discriminación racial puede afectar la salud de la mujer afroamericana.

La mortalidad infantil también varía considerablemente entre  diferentes partes de la ciudad, y las áreas de bajos ingresos son las que presentan los índices más altos. El índice más alto se registró en el Bronx (7.1 muertes por cada 1,000 nacimientos). El índice de Brooklyn igualó al promedio de la ciudad, mientras que Queens, Manhattan y Staten Island arrojaron un promedio combinado mucho mejor que el de toda la ciudad. En los últimos tres años, Brownsville y Bedford-Stuyvesant en Brooklyn, junto con el este de Jamaica en Queens, han tenido tasas de mortalidad infantil más altas que cualquier otro vecindario. Una lista completa de las tasas por vecindario está disponible en línea en http://www.nyc.gov/html/doh/downloads/pdf/vs/vs-imr-neighborhood-2007.pdf.

Las muertes de los bebés de embarazos múltiples (mellizos, trillizos, etc.) representan una tasa cinco veces superior a la tasa de los bebés de embarazos individuales porque a menudo nacen antes de término. Los nacimientos múltiples representaron el 3.8% de los nacimientos en la Ciudad de Nueva York en 2006, mayor que el 3.0% registrado una década antes, y reflejan un aumento en la edad de maternidad y en el uso de tratamientos contra la esterilidad. .

Iniciativas para disminuir el índice de mortalidad infantil

Mientras el Departamento de Salud continúa trabajando para que todos tengan acceso a alimentos saludables y actividad física, también está tomando medidas directas para reducir la mortalidad infantil y abordar su impacto desigual. Entre estas:

  • Expandir la Coalición de Enfermeras y Familias (Nurse Family Partnership, NFP) con el objetivo de atender a más de 2,000 familias en julio de 2008. El NFP es un programa en el que las enfermeras visitan a domicilio a las madres primerizas de bajos ingresos. Las enfermeras regularmente interactúan con las mujeres desde el momento en que quedan embarazadas hasta el segundo cumpleaños del niño para ayudarlas a tomar las medidas para que ellas y los bebés se mantengan saludables.
  • Ofrecer una sola visita al hogar para todas las familias con bebés recién nacidos en sectores de Harlem, Brooklyn y el Bronx. A través de este Programa de Visita a Hogares de Recién Nacidos (Newborn Home Visiting Program), los trabajadores del Departamento de Salud evalúan la seguridad del entorno del hogar, educan a los padres primerizos sobre la lactancia y la forma segura de hacer dormir al bebé, y ayudan a las familias a tener acceso a atención médica y servicios sociales.
  • Promover la lactancia a través de la Iniciativa para la Lactancia Materna (Breastfeeding Initiative). Recientemente, el Departamento de Salud y la Corporación de Salud y Hospitales (Health and Hospitals Corporation) lanzaron un programa integral para incentivar la lactancia y así eliminar las campañas de entrega de leche de fórmula en los hospitales públicos.
  • Ofrecer cunas portátiles y educación para hacer dormir al bebé de forma segura a través de la Iniciativa para Dormir Seguros (Safe Sleep Initiative) de la Ciudad de Nueva York.
    • Trabajar con 40 organizaciones basadas en la comunidad y con fondos del Concejo de la Ciudad para reducir la mortalidad infantil a través de talleres sobre educación para la salud, extensión, servicios de referimiento, gestión de casos, educación entre pares y otras actividades.
Qué pueden hacer las mujeres para permanecer sanas y tener un bebé sano
  • Planifique su embarazo. Los embarazos no planificados tienen más probabilidades de tener peso bajo al nacer, mortalidad infantil y un desarrollo deficiente.
  • Tenga un médico o proveedor de atención médica regular que la ayude a mantenerse saludable.
  • Si fuma o toma alcohol o drogas, consiga ayuda para dejar de hacerlo.
  • Mantenga un peso saludable y siga una dieta sana.
  • Mantenga bajo control las enfermedades crónicas como la diabetes o la presión arterial alta.
  • Consiga ayuda si está deprimida, excesivamente estresada o si sufre de abuso.
  • Tome ácido fólico, que ayuda a prevenir defectos de nacimiento graves.
  • Alimente a su bebé con leche materna. La lactancia materna disminuye el riesgo de contraer enfermedades infecciosas que ponen a su recién nacido en riesgo de muerte. La lactancia también disminuye el riesgo de Síndrome de Muerte Súbita, SIDS.

Para obtener información sobre cómo conseguir un médico regular, o adónde dirigirse para obtener métodos de control de la natalidad, ayuda con la depresión o servicios para dejar de fumar, llame al 311.

Acerca de los datos

Los datos anuales sobre la mortalidad infantil provienen de los certificados de nacimiento y defunción. Los datos sobre la salud antes de la concepción provienen del Sistema de Monitoreo de Evaluación de Riesgos en el Embarazo (Pregnancy Risk Assessment Monitoring System, PRAMS) del Departamento de Salud, una encuesta telefónica y por correo de más de 2,000 nacimientos (aproximadamente el 1.5% de todos los nacimientos de la Ciudad de Nueva York). El PRAMS se realiza anualmente entre residentes de la Ciudad de Nueva York seleccionados al azar entre los certificados de nacimiento recientes. Para obtener más información, visite www.nyc.gov/html/doh/html/ms/ms-prams.shtml.

Nacimientos, muertes infantiles e índice de mortalidad infantil

Ciudad de Nueva York, 1989-2006

Año

Nacimientos

Muertes infantiles

Índice de mortalidad infantil

1989

137,673

1,827

13.3

1990

139,630

1,620

11.6

1991

138,148

1,575

11.4

1992

136,002

1,390

10.2

1993

133,583

1,366

10.2

1994

133,662

1,207

9.0

1995

131,009

1,155

8.8

1996

126,901

992

7.8

1997

123,313

881

7.1

1998

124,252

843

6.8

1999

123,739

848

6.9

2000

125,563

839

6.7

2001

124,023

760

6.1

2002

122,937

742

6.0

2003

124,345

807

6.5

2004

124,099

760

6.1

2005

122,725

732

6.0

2006

125,506

740

5.9

###