Translate This Page Print This Page Email a Friend Newsletter Sign-Up
Text Size : Sm Med Lg
Comunicado de Prensa

Printer Version Listo para tu impresora

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
Comunicado de Prensa # 072-07
martes 21 de agosto de 2007

INFORMACIÓN DE CONTACTO PARA LOS MEDIOS:
(212) 788-5290;
Celina De Leon (cdeleon@health.nyc.gov)
Sara Markt (smarkt@health.nyc.gov)


NUEVO IMFORME SOBRE EL HÁBITO DE FUMAR MUESTRA QUIÉN DEJA DE FUMAR Y QUIÉN NO

El Departamento de Salud distribuye parches de nicotina gratuitos a los residentes de Staten Island en la terminal del ferry en un esfuerzo por reducir el elevado índice de fumadores

CIUDAD DE NUEVA YORK – 21 de agosto de 2007 – Dejar de fumar no es fácil, pero miles de neoyorquinos lo logran cada año. ¿Quiénes tratan de dejar el hábito y quiénes lo logran? En un nuevo informe titulado Quiénes fuman todavía (Who’s Still Smoking), el Departamento de Salud aborda ambas preguntas. El informe, basado en una amplia encuesta a los adultos en la Ciudad de Nueva York, muestra que dos tercios de los fumadores de la ciudad, casi 800,000 adultos, trataron de dejar de fumar el año pasado, pero sólo el 17% lo logró. Los datos de la encuesta identifican la angustia emocional y el consumo muy elevado de alcohol  como posibles obstáculos para dejar de fumar, y demuestran que menos de un quinto de los fumadores de la Ciudad de Nueva York usa una terapia de reemplazo de nicotina, aun cuando esto duplica las posibilidades de tener éxito. El informe está disponible por Internet en http://www.nyc.gov/html/doh/downloads/pdf/survey/survey-2007smoking.pdf.

La Ciudad de Nueva York tiene hoy  240,000 fumadores menos que en el año 2002, pero los índices de cese varían ampliamente por condado. El índice de fumadores de Staten Island se ha mantenido estable desde 2002, aun cuando el índice de toda la ciudad ha disminuido un 20%. El informe muestra que aproximadamente el 27% de los adultos de Staten Island todavía fuman, en comparación con el 17.5% de toda la ciudad. En comparación, el Bronx, Manhattan y Queens han experimentado una reducción de más del 20%.

El Departamento de Salud anunció hoy una campaña gratuita de reemplazo de nicotina específicamente para los residentes de Staten Island. Los parches, chicles y otros medicamentos pueden duplicar las posibilidades para un fumador que quiere dejar de fumar, pero sólo el 19% de los fumadores probaron el parche el año pasado, y sólo el 3% probó medicamentos por vía oral como Zyban. La campaña gratuita de cinco semanas se llevará a cabo de martes a jueves, comenzando hoy, 21 de agosto, y continuará hasta el 20 de septiembre de 2007 de 3:00 p.m. a 6:00 p.m. en la terminal del ferry “Whitehall Terminal” de Staten Island. El Departamento de Salud también está planificando una campaña con los medios de comunicación dirigida a la lucha contra el tabaco y un estudio cualitativo para determinar por qué el hábito de fumar está tan propagado y es tan persistente en Staten Island.

El nuevo informe también muestra que los hombres fuman más que las mujeres en la Ciudad de Nueva York (20% contra 15%), pero ambos sexos están dejando de fumar en índices similares. El informe muestra que los fumadores negros e hispanos tienen más probabilidades que los blancos de intentar dejar de fumar, pero es menos probable que lo logren.

Fumar es un hábito costoso: una persona que fuma un paquete de cigarrillos por día gasta un promedio de $2,500 al año. Por tal motivo, no es sorprendente que el 68% de los fumadores con bajos ingresos (contra el 60% de los fumadores con altos ingresos) informen haber tratado de dejar de fumar durante el año pasado. Aun así, los datos demuestran que los neoyorquinos pobres tienen menos posibilidades de tener éxito. La encuesta también demuestra que los intentos por dejar de fumar también varían de acuerdo al nivel de educación. Es más probable que los neoyorquinos sin educación secundaria intenten dejar de fumar que aquellos que tienen un título universitario (70% contra 62%), pero lo logran en un índice menor (14% contra 20%).

Obstáculos para el éxito
Un análisis separado de los datos de la encuesta señala varios factores que pueden perjudicar los intentos por dejar de fumar. Los resultados sugieren que la angustia mental dificulta la posibilidad de tener éxito, ya que el índice de los fumadores angustiados  que quieren dejar de fumar es menor que otros (12% contra 18%). De la misma manera, sólo el 11% de las personas que consumen alcohol en exceso tienen éxito en los intentos por dejar de fumar, en comparación con el 18% de las personas que consumen alcohol pero no en exceso.  Los estudios sugieren que para muchos fumadores el alcohol es un fuerte incentivo para prender un cigarrillo.

Consejos para dejar de fumar
Dejar de fumar requiere muchas veces de varios intentos. Los fumadores no deben sentirse avergonzados ni solos si tienen que intentarlo varias veces. A continuación 10 maneras de lograrlo más fácilmente:

1. Prepárese. Haga una lista de sus motivos para dejar de fumar y léala con frecuencia.

2. Escoja una fecha para dejar de fumar. Deshágase de ceniceros y encendedores, y bote todos los cigarrillos.

3. Tenga un auto y una casa libres de humo. Es más saludable para otros y le ayudará a resistir el deseo de fumar.

4. Busque apoyo y ánimo. Cuéntele a su familia, amigos y compañeros de trabajo que está dejando de fumar y pídales su apoyo.

5. Busque un compañero para dejar de fumar. Pídale a un fumador que deje de fumar con usted, o encuentre a alguien que ya ha dejado de fumar con quien usted pueda hablar para pedir apoyo.

6. Identifique qué provoca las ansias de fumar. El alcohol, el café y el estrés pueden hacer que usted sienta ganas de fumar. Lo mismo puede suceder al ver fumar a otros.

7. Considere tomar medicamentos. El parche o chicle de nicotina y los medicamentos pueden duplicar su oportunidad de éxito.

8. Ayúdese a sobrellevar la situación. Beba mucha agua para reducir las ansias. Haga ejercicio para aliviar el estrés.

9. Elimine de su mente el deseo de fumar. Ocúpese en una tarea sencilla, hable con un amigo o salga a caminar. Evite lugares y situaciones que asocie con el hábito de fumar.

10. ¡Aléjese del primer cigarrillo! Fumar aunque sea un cigarrillo puede hacer que vuelva a empezar. Las ansias disminuirán entre más tiempo deje de fumar. 

Beneficios en la salud por dejar de fumar

Acerca de los datos
Todos los datos de este informe y este comunicado provienen de la Encuesta de Salud Comunitaria (Community Health Survey) del Departamento de Salud, una encuesta anual telefónica que se hace marcando números al azar y se realiza con 10,000 adultos de la Ciudad de Nueva York. La encuesta brinda una amplia variedad de datos acerca de la salud de los neoyorquinos. El encuestado aporta los datos.

###