Translate This Page Print This Page Email a Friend Newsletter Sign-Up
Text Size : Sm Med Lg
Comunicado de Prensa

Printer Version Listo para tu impresora

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
Comunicado de Prensa # 060-07
jueves 26 de julio de 2007

INFORMACIÓN DE CONTACTO PARA LOS MEDIOS:
(212) 788-5290;
Sara Markt (smarkt@health.nyc.gov)


NUEVOS INFORMES SOBRE LA DIABETES DOCUMENTAN EFECTOS DEVASTADORES EN LA CIUDAD DE NUEVA YORK

Los costos de hospitales debido a la diabetes se duplicaron en la Ciudad de Nueva York desde 1990

CIUDAD DE NUEVA YORK – 24 de julio de 2007 – La epidemia de diabetes está causando cada vez más víctimas en la Ciudad de Nueva York, según muestra un nuevo informe del Departamento de Salud, al aumentar el índice de mortalidad, complicaciones delicadas y costos de hospitalización. Aproximadamente 500,000 neoyorquinos -uno por cada ocho adultos - han sido diagnosticados con diabetes. Otros 200,000 tienen diabetes pero aún no lo saben. El índice de mortalidad a causa de la diabetes aumentó aproximadamente un 75% entre 1990 y 2003.

Cifras anuales de la diabetes en la Ciudad
de Nueva York

Hospitalizaciones: 20,000
Amputaciones debido a la diabetes: 3,000
Nuevos casos de insuficiencia renal: 1,400
Muertes relacionadas con la diabetes: 4,700
Costos de hospitalización solamente: $480 millones
Costo total: ~$6,500 millones

La nueva publicación, que recopila los descubrimientos de investigación de los últimos años, se encuentra disponible en www.nyc.gov/health. Además de presentar en una tabla el impacto de la diabetes en la Ciudad de Nueva York, también revela una disparidad inaceptable entre los vecindarios y los grupos étnicos o raciales.
  • Los neoyorquinos en el este de Harlem, Williamsburg-Bushwick y en ciertas partes del sur del Bronx son hospitalizados debido a la diabetes en un número 10 veces mayor al de las personas que viven en el Upper East Side.
  • Los residentes de las áreas más afectadas también mueren por diabetes en un índice siete veces mayor al de los neoyorquinos en los barrios menos afectados.
  • Entre los grupos raciales o étnicos, los neoyorquinos de raza negra tienen el índice de mortalidad más alto por diabetes, aproximadamente tres veces mayor al índice de los neoyorquinos de raza blanca.

Muertes por cada 100,000

“La diabetes está golpeando fuerte a la ciudad”, dijo el Dr. Thomas R. Frieden, Comisionado de Salud de la Ciudad de Nueva York. “Trágicamente, está afectando a nuestras comunidades de bajos ingresos mucho más que a otras. Mediante un buen manejo, podemos evitar las complicaciones devastadoras de la diabetes, como las enfermedades cardíacas, la ceguera, la amputación de piernas y la insuficiencia renal”.

Los neoyorquinos que sufren de diabetes son hospitalizados a un índice de casi 80% mayor al índice nacional. Y el costo de estas hospitalizaciones se ha disparado en los últimos años; alcanzó los $481 millones en el 2003, superando los $242 millones de 1990. Las cifras extraídas de los cálculos nacionales de los costos totales por diabetes, que incluyen la pérdida de productividad y otros costos no médicos, sugieren que el impacto económico de la diabetes en la Ciudad de Nueva York excede los $6,000 millones al año.

“La diabetes no sólo está afectando nuestra salud, está afectando nuestros bolsillos”, dijo Frieden. “El costo de tratar la diabetes es una carga difícil de sostener en nuestro sistema de salud y economía. Pero peor aún, detrás de estas estadísticas hay trágicas historias personales que en el momento de responder son un reto para nuestra ciudad y para nuestro sistema de salud”.

El manejo de la diabetes es la clave

Muchas muertes y hospitalizaciones por diabetes se pueden prevenir a través de un mejor manejo de la enfermedad. La Dra. Shadi Chamany, directora del Programa de Control y Prevención de la Diabetes del Departamento de Salud, enfatizó que la gente que sufre de diabetes puede disfrutar de una vida más larga y saludable si controla cuidadosamente su nivel de azúcar en la sangre (un nivel de A1C de menos del 7%), presión sanguínea (menos de 130/80) y colesterol malo (nivel de LDL menor a 100 mg/dL).

Mientras que la mayoría de los neoyorquinos con diabetes tiene acceso a la atención médica, el informe demuestra que tanto pacientes como proveedores podrían mejorar aún más. Entre los neoyorquinos con diabetes:

  • La mayoría se hizo un chequeo el año pasado, pero más de un tercio no se hizo un examen de la vista o de los pies.
  • Aproximadamente el 80% se hizo un análisis del nivel de azúcar en la sangre el año pasado, pero sólo el 16% conocía su nivel de azúcar en la sangre.
  • Alrededor del 45% tenía un control escaso del nivel de azúcar en la sangre, lo que los pone en riesgo de tener complicaciones de salud graves.
  • Uno de cada cinco neoyorquinos con diabetes es fumador.
Control de la diabetes

El Departamento de Salud monitorea el control del nivel de azúcar en la sangre en toda la ciudad solicitando a los laboratorios clínicos que informen los resultados de los análisis del nivel de azúcar en la sangre (A1C) a un registro central. Este registro - el primero en su tipo en el país - le permitirá al Departamento de Salud darles a los médicos clínicos y pacientes opiniones y recursos que les permitan mejorar la calidad de la atención y la calidad de vida de los neoyorquinos diabéticos.

La Encuesta de Examen de Salud y Nutrición de la Ciudad de Nueva York (New York City Health and Nutrition Examination Survey), llevada a cabo por el Departamento de Salud en el 2004, ofreció por primera vez un cálculo de predominio de diabetes y control del nivel de azúcar en la sangre a través de entrevistas, análisis de sangre y exámenes médicos. Esta encuesta brindó la información que servirá como base para, con el tiempo, realizar un seguimiento de la diabetes.

Otras iniciativas
  • La Campaña de Salud Pública de Información sobre la Diabetes (Diabetes Public Health Detailing Campaign) que concluyó en el 2006, reunió a más de 5,000 proveedores de atención médica primaria en toda la ciudad para mejorar la atención y el tratamiento de las personas con diabetes.
  • La Campaña de Colaboración para el Mejoramiento de la Calidad en Diabetes (Diabetes Quality Improvement Collaborative) trabaja con clínicas y hospitales en los vecindarios de mayor riesgo de la ciudad para mejorar la atención a las personas con diabetes.
  • El Departamento también lanzó programas que promueven la actividad física como parte de un estilo de vida saludable. SPARK es una iniciativa de entrenamiento para que el personal de guarderías y escuelas incorpore la actividad física en la educación. El programa Shape Up New York es un programa gratuito de actividad física en familia que se ofrece en parques, centros comunitarios y lugares de viviendas en toda la ciudad.
  • El Departamento también promueve los hábitos alimenticios saludables a través de la Iniciativa de Bodegas Saludables (Healthy Bodegas Initiative) y del Programa Health Bucks, que tiene como objetivo aumentar el acceso a alimentos saludables en la ciudad.
Fuentes de información

El informe se basa en numerosas fuentes de información estatales y de la ciudad. La información sobre los factores de riesgo y los indicadores de atención médica provienen de la Encuesta de Salud Comunitaria (CHS) (Community Health Survey, CHS) de la Ciudad de Nueva York, una encuesta telefónica anual de 10,000 neoyorquinos adultos. La encuesta obtiene la información de salud de datos aportados por los encuestados.

El predominio de la diabetes se evaluó en la Encuesta de Examen de Salud y Nutrición de la Ciudad de Nueva York (NYC-HANES) (NYC Health and Nutrition Examination Survey, NHANES) mediante un análisis único de sangre.

La información sobre hospitalización proviene del Sistema Cooperativo de Investigación y Planificación Estatal (SPARCS) (Statewide Planning and Research Cooperative System  SPARCS; New York State Department of Health, 2006) del Departamento de Salud de la Ciudad de Nueva York, 2006, y contiene los registros de altas hospitalarias para los hospitales de cuidados agudos del Estado de Nueva York.

Los datos también se recolectaron a partir del Censo del 2000 y los registros de Medicaid y Medicare. Una lista completa de las fuentes está disponible en la conclusión del informe.

###