Translate This Page Print This Page Email a Friend Newsletter Sign-Up
Text Size : Sm Med Lg
Comunicado de Prensa

Printer Version Listo para tu impresora

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
Comunicado de Prensa # 047-07
jueves 14 de junio de 2007

CONTACTO: (212) 788-5290
Andrew Tucker (atucker@health.nyc.gov)


CONTINÚA LA TENDENCIA DESCENDENTE DEL ENVENENAMIENTO INFANTIL POR PLOMO EN LA CIUDAD DE NUEVA YORK

Aumenta el número de niños de uno a dos años que se someten a pruebas de envenenamiento por plomo

CIUDAD DE NUEVA YORK – 14 de junio de 2007 – Aunque el envenenamiento infantil por plomo sigue siendo un problema grave, el número de nuevos casos identificados en 2006 marca el nivel más bajo en más de una década. El número de casos nuevos identificados en 2006 – 2,310 entre niños de 6 meses a 6 años de edad – marca un descenso del 13% desde 2005 y del 88% desde 1995, cuando se comprobó nuevamente que casi 20,000 niños eran víctimas de envenenamiento por plomo. El envenenamiento por plomo se define como un nivel de plomo en la sangre superior o igual a 10 µg/dL (microgramos por decilitro).

El número de casos está bajando, aunque los proveedores de atención de salud continúan ampliando las pruebas para niños de uno y dos años de edad, conforme lo exige la ley estatal. En 2006, se estima que el 76% de los niños de un año y el 65% de los de dos años fueron sometidos a pruebas de envenenamiento por plomo, comparado con el 72% y el 60%, respectivamente, en 2005. El Departamento de Salud fomenta activamente el examen de plomo en la sangre entre los proveedores de salud, especialmente aquellos en los vecindarios de alto riesgo.

“Queremos que el envenenamiento por plomo pase a ser algo del pasado en la ciudad de Nueva York”, dijo Nancy Clark, Subcomisionada para la Prevención de Enfermedades Ambientales. “La pintura de plomo descascarada, especialmente en puertas y ventanas, es la causa principal del envenenamiento por plomo y los niños pequeños son el grupo más expuesto a este peligro. El envenenamiento por plomo puede causar problemas de aprendizaje y de conducta, de modo que es crucial que su médico haga las pruebas cuando sus hijos cumplan el primero y segundo año de vida”.

Si bien se ha avanzado enormemente, el envenenamiento por plomo sigue siendo un grave problema de salud pública, especialmente en Brooklyn. Mientras que sólo el 34% de los niños de la ciudad de Nueva York (de 6 meses a 6 años de edad) viven en Brooklyn, el 43% de los niños que se identificaron por primera vez con envenenamiento por plomo el año pasado vivían en Brooklyn. Algunos de los vecindarios de Brooklyn con el número más alto de casos son Bedford Stuyvesant-Crown Heights, East Flatbush-Flatbush, Borough Park, Williamsburg-Bushwick y East New York.

De los niños restantes con envenenamiento por plomo, el 22% vive en Queens, la mayoría de éstos en West Queens, Jamaica y Southwest Queens; el 17% en el Bronx, la mayor parte en Fordham-Bronx Park, Crotona-Tremont y High Bridge-Morrisania; el 14% en Manhattan, la mayor parte en Washington Heights-Inwood, Central Harlem-Morningside Heights y Union Square-Lower East Side; y el 3% en Staten Island, la mayor parte en Stapleton-St. George. El Departamento de Salud concentra las actividades preventivas en estos vecindarios, con la esperanza de aumentar la toma de conciencia del problema y reducir la exposición a los peligros del plomo.

“La prevención del envenenamiento infantil por plomo requiere la participación de los padres, propietarios, médicos y otros miembros de la comunidad”, dijo la Subcomisionada Clark. “Los propietarios deben cumplir con la ley y corregir los peligros del plomo. Los padres deben reportar la pintura descascarada de sus casas a sus propietarios, que son los responsables de arreglar estas condiciones. Si los propietarios no hacen reparaciones seguras, los padres deben llamar al 311”.

El Departamento de Salud proporciona servicios de investigación del medio ambiente y de coordinación de casos para niños con niveles de plomo en la sangre iguales o superiores al nivel de plomo en la sangre por intervención ambiental (Environmental Intervention Blood Lead Level - EIBLL), que se ha fijado en 15 µg/dL. El Departamento hace visitas al hogar, pruebas de detección de plomo en la pintura, ordena a los propietarios que hagan reparaciones, y educa a las familias y los proveedores de atención de salud acerca de seguimientos médicos y reducción de la exposición. En 2006, 800 niños menores de 18 años, incluyendo 667 de entre 6 meses y menos de 6 años de edad, se identificaron por primera vez con niveles BLL superiores o iguales a 15 µg/dL (EIBLL).

Los padres y los cuidadores de menores pueden protegerlos del envenenamiento por plomo

  • Reporte la pintura descascarada a su propietario. En la Ciudad de Nueva York, se requiere que los propietarios reparen la pintura descascarada en casas de niños pequeños.
  • Recuérdele a su médico que examine a sus hijos por envenenamiento por plomo a las edades de 1 y 2 años. Pregúntele al médico acerca de examinar a los niños mayores que puedan estar en riesgo de exposición al plomo.
  • Lave con frecuencia los pisos, los marcos de las ventanas, manos, juguetes y chupetes.
  • No use alimentos y especias importados, medicinas, ollas y platos de arcilla, cosméticos y juguetes que se sepa que contienen plomo.
  • Use solamente agua fría (no caliente) de la llave para hacer la fórmula del bebé y para beber y cocinar. Primero deje correr el agua por algunos minutos.

Para más información sobre cómo prevenir el envenenamiento infantil por plomo llame al 311 o consulte el recién Boletín de Salud del Departamento de Salud en http://www.nyc.gov/html/doh/downloads/pdf/public/dohmhnews6-03-sp.pdf o un folleto sobre el plomo y el embarazo en http://www.nyc.gov/html/doh/downloads/pdf/lead/lead-pregnancy-brochure-sp.pdf.

###