Translate This Page Print This Page Email a Friend Newsletter Sign-Up
Text Size : Sm Med Lg
Comunicado de Prensa

Printer Version Listo para tu impresora

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
Comunicado de Prensa # 078-06
miercoles 23 de agosto de 2006

CONTACTO: (212) 788-5290; (212) 788-3058 (Después del horario de atención)
Andrew Tucker (atucker@health.nyc.gov)
Sara Markt (smarkt@health.nyc.gov)


EL ENVENENAMIENTO INFANTIL POR PLOMO CONTINÚA DISMINUYENDO EN LA CIUDAD DE NUEVA YORK

Los nuevos casos de envenenamiento infantil por plomo disminuyeron 86% desde 1995, pero el envenenamiento por plomo sigue siendo un problema importante de salud en algunos vecindarios de la Ciudad de Nueva York.

CIUDAD DE NUEVA YORK - 23 de agosto de 2006 – Hubo 2,644 nuevos casos de envenenamiento infantil por plomo entre niños con edades desde 6 meses hasta 6 años en la Ciudad de Nueva York en 2005, o sea una reducción del 17% desde 2004, y una disminución del 86% de casos en los últimos 11 años de acuerdo con datos divulgados hoy por el Departamento de Salud y Salud Mental de la Ciudad de Nueva York (DOHMH). A pesar del mejoramiento constante, el envenenamiento infantil por plomo sigue siendo un problema de salud importante en algunos vecindarios de la Ciudad de Nueva York.

"Aunque hemos logrado gran progreso en la reducción del envenenamiento infantil por plomo en la Ciudad de Nueva York, es necesario hacer más para lograr nuestro objetivo de eliminar el envenenamiento infantil por plomo", dijo el Comisionado del DOHMH, Dr. Thomas R. Frieden. "La prevención del envenenamiento infantil por plomo requiere la participación de padres, propietarios, médicos y otros miembros de la comunidad. Los propietarios deben cumplir con la ley y corregir los riesgos de plomo. Los padres deben reportar pintura descascarada en sus casas a sus propietarios, quienes deben solucionar esos problemas. La ley del Estado de Nueva York requiere que los proveedores de atención médica examinen a todos los niños entre 1 y 2 años de edad y a otros niños que puedan estar expuestos al plomo".

Progreso constante en la reducción del envenenamiento infantil por plomo

En 2005, se reportó por primera vez casos de 2,644 niños (edades desde 6 meses hasta 6 años) con niveles de envenenamiento por plomo de 10 µg/dL o mayores, en comparación con 3,193 niños en 2004 y 19,232 niños en 1995, lo que marca una reducción general de 86% en los últimos 10 años. El índice de niños que presentaron niveles elevados en la sangre fue de 8.5 por cada 1,000 niños examinados en 2005 en comparación con 10.2 por 1,000 en 2004, y 53.4 por 1,000 en 1995. Los casos de envenenamiento por plomo reportados recientemente a niveles más elevados de plomo en la sangre también continuaron disminuyendo en 2005, y el número de niños con niveles de plomo en la sangre de 20 µg/dL o más se redujo en 20%, de 354 en 2004 a 284 en 2005.

El porcentaje de pruebas de plomo en la sangre sigue constante

La ley requiere que los proveedores de atención médica examinen a todos los niños tanto a la edad de 1 como de 2 años, evalúen el riesgo de exposición al plomo para niños de hasta 6 años, y examinen a los niños que se consideran en riesgo de exposición al plomo. En 2005 se examinó el 72% de niños de 1 año y el 60% de niños de 2 años para detectar envenenamiento por plomo. Puesto que la mayoría de niños con niveles elevados de plomo en la sangre no presentan síntomas, la prueba es la única manera de identificar a los niños que puedan estar expuestos al plomo. El DOHMH tiene varios programas innovadores dirigidos a proveedores y organizaciones de atención de salud para promover la prueba por envenenamiento por plomo a niños de 1 y 2 años.

Más niños reciben servicios de intervención ambiental

El DOHMH ofrece servicios de investigación ambiental y coordinación de casos en la Ciudad de Nueva York para niños que tienen niveles de plomo en la sangre iguales o mayores que los niveles de plomo en la sangre por intervención ambiental (Environmental Intervention Blood Lead Level-EIBLL). En agosto de 2004, el EIBLL se redujo a un nivel de plomo en la sangre de 15 µg/dL o mayor, lo cual motivó al DOHMH a realizar sus investigaciones a este nivel más bajo en la sangre.

"La pintura de plomo deteriorada o descascarada y el polvo de plomo son las causas principales de envenenamiento por plomo en niños pequeños", dijo Nancy Clark, Comisionada adjunta del DOHMH para Prevención de enfermedades ambientales. "En 2005, se identificaron riesgos de pintura con plomo en casas del 79% de niños con niveles de plomo en la sangre por intervención ambiental (EIBLL). Los bebés y los niños pequeños se encuentran particularmente en riesgo de envenenamiento por plomo porque gatean y juegan en el suelo y pueden tragar polvo de plomo cuando se ponen las manos y los juguetes en la boca".

Como en el pasado, los casos de envenenamiento por plomo se concentraron en ciertos vecindarios de la ciudad, y cerca del 44% de los niños con niveles de plomo en la sangre por intervención ambiental residían en Brooklyn. Más de la mitad vivían en 9 de los 42 vecindarios de la ciudad, tal como lo define el United Hospital Fund, incluidos Bedford Stuyvesant/Crown Heights, East Flatbush/Flatbush, Williamsburg/ Bushwick, East New York y Borough Park en Brooklyn; Fordham/Bronx Park en el Bronx; y Jamaica, y West y Southwest Queens en Queens. El DOHMH tiene como objetivo actividades de prevención para esos vecindarios para aumentar la conciencia y reducir la exposición a los riesgos del plomo.

Los padres pueden proteger a sus hijos del envenenamiento por plomo

  • Reporte la pintura descascarada a su propietario. En la Ciudad de Nueva York, se requiere que los propietarios reparen la pintura descascarada en casas de niños pequeños.
  • Recuerde a su médico que examine a sus hijos por envenenamiento por plomo a las edades de 1 y 2 años. Pregunte al médico acerca de examinar a los niños mayores que puedan estar en riesgo de exposición al plomo.
  • Lave con frecuencia los pisos, las repisas de las ventanas, manos, juguetes y chupos.
  • No use alimentos y especias importados, medicinas, ollas y platos de arcilla, cosméticos y juguetes que se conozca que contienen plomo.
  • Use solamente agua fría de la llave para hacer la fórmula del bebé y para beber y cocinar. Primero deje correr el agua por algunos minutos.

Los neoyorquinos pueden llamar al 311 o visitar http://www.nyc.gov/health para más información sobre cómo prevenir el envenenamiento infantil por plomo o para reportar una queja contra un propietario. Para más información sobre el Programa de prevención de envenenamiento por plomo del DOHMH, visite http://www.nyc.gov/html/doh/html/lead/lead.shtml.

###