[an error occurred while processing this directive]
Press Release

Printer Version Listo para tu impresora

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
Comunicado de Prensa # 021-06
lunes 10 de abril de 2006

CONTACTO: (212) 788-5290; (212) 788-3058 (Después del horario de atención)
Sandra Mullin (smullin@health.nyc.gov)
Andrew Tucker (atucker@health.nyc.gov)
Eric Riley (eriley1@health.nyc.gov)


LOS SOBREVIVIENTES DEL WORLD TRADE CENTER REPORTAN CONSIDERABLES EFECTOS SOBRE LA SALUD FÍSICA Y MENTAL

Conclusiones basadas en los reportes del grupo Sobrevivientes del World Trade Center (World Trade Center Building Survivors), un subgrupo de participantes en el Registro de Salud del WTC (WTC Health Registry); Los sobrevivientes atrapados en la nube de polvo tienen entre dos a cinco veces más probabilidades de reportar problemas físicos y mentales después del 11 de septiembre que quienes no estuvieron; Dentro de un mes empezará una nueva encuesta a los participantes del Registro del WTC

CIUDAD DE NUEVA YORK – 7 de abril de 2006 - De acuerdo con conclusiones de la encuesta divulgadas hoy y basadas en los datos del Registro de Salud del World Trade Center (WTCHR), los sobrevivientes de los edificios que colapsaron o que fueron destruidos como resultado del ataque al World Trade Center reportaron tener problemas físicos y mentales considerables cuando fueron entrevistados en el 2003 y el 2004. Las conclusiones provinieron del 12% de los adultos del Registro que estuvieron presentes entre el momento del impacto del primer avión y el mediodía del 11 de septiembre de 2001, y que fueron sobrevivientes de alguno de los 38 edificios mayormente no residenciales o estructuras que resultaron destruidos o que colapsaron.

El Departamento de Salud y Salud Mental (DOHMH) de la Ciudad de Nueva York, junto con la Agencia para Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades (Agency for Toxic Substances and Disease Registry-ATSDR) del CDC y otros, esbozaron los resultados en el artículo Surveillance Summary del Informe semanal sobre morbilidad y mortalidad (Morbidity and Mortality Weekly Report - MMWR). El informe está disponible en línea en http://www.cdc.gov/mmwr/PDF/ss/ss5502.pdf. Posteriormente este mes, el WTCHR iniciará la primera encuesta de seguimiento a todos los inscritos en el Registro para reevaluar su estado de salud física y mental. El personal del Registro prepara informes sobre conclusiones claves procedentes de otros grupos del Registro, incluidos residentes, niños, trabajadores y voluntarios de rescate y recuperación.

"El Registro nos ayudará a determinar las consecuencias a largo plazo sobre la salud y cómo diagnosticarlas y tratarlas mejor", dijo el Comisionado de Salud Dr. Thomas R. Frieden. "También llevaremos a cabo estudios a fondo que incluyen exámenes médicos y comparaciones con otros registros. Esta campaña es exhaustiva, y agradecemos a todos los participantes del Registro por su cooperación".

"Recién empezamos a entender los efectos que ha tenido sobre la salud el peor día en la historia de la ciudad de Nueva York", dijo Daniel Slippen, un ex empleado de la terminal de Port Authority, sobreviviente de los atentados contra el WTC y miembro del Consejo consultivo comunitario (Community Advisory Board) del Registro del World Trace Center. "Es muy importante saber si esos efectos físicos y mentales continuarán, disminuirán o aumentarán con el tiempo. Por eso es tan importante mantener el Registro de Salud del World Trade Center tanto tiempo como sea posible. Estas conclusiones nos ayudarán a todos a aprender lo más posible de esta terrible tragedia".

Más de 70,000 personas están inscritas en el Registro, lo cual lo convierte en la campaña más grande en los Estados Unidos para monitorear sistemáticamente la salud de personas expuestas a un desastre a gran escala. Más de la mitad (57%) de los 8,500 sobrevivientes del desastre participantes en la encuesta reportaron tener síntomas respiratorios nuevos o que han empeorado, y casi todos los evacuados de los edificios dañados o que colapsaron dijeron que fueron testigos de al menos un evento con potencial para ocasionar traumas psicológicos, como observar personas que resultaron heridas o muertas (59%) o personas que cayeron o que saltaron de las torres del WTC (61%). La mayoría de los sobrevivientes de las torres - casi dos de cada tres (64%) - fueron testigos de tres o más eventos con potencial de ocasionar trauma psicológico el 11 de septiembre, y 11% resultaron positivos al ser examinados para detectar probables problemas psicológicos graves en el momento de la entrevista.

La presencia en medio de la nube de polvo o escombros causada por el colapso del World Trade Center fue el factor de mayor peso asociado con los efectos sobre la salud física y mental, de acuerdo con el análisis. Más del 62% de los sobrevivientes de las torres reportaron haber quedado atrapados en la nube, y los problemas respiratorios nuevos o que empeoraron, que se reportaron más frecuentemente, fueron sinusitis, irritación en la nariz o irritación posnasal (46% en comparación con 25% en aquellos que no estuvieron en la nube de polvo). Hubo más del doble de probabilidades de que los sobrevivientes atrapados en la nube de polvo reportaran asma recién diagnosticada después del 11 de septiembre de 2001 que aquellos que mencionaron no haber estado en la nube.

La presencia en la nube de polvo también tuvo la asociación más fuerte con la depresión, ansiedad o problemas emocionales reportados por los propios individuos. El nivel reportado de probables problemas psicológicos graves entre los sobrevivientes, en el momento de la entrevista, fue casi el doble comparado con todos los neoyorquinos adultos durante el mismo periodo de tiempo. Los problemas no respiratorios después del 11 de septiembre fueron menos frecuentes que los problemas respiratorios, siendo la acidez estomacal, la indigestión o reflujo (24%) y los dolores de cabeza fuertes (21%) los problemas reportados más comúnmente. Frecuentemente, los sobrevivientes de las torres reportaron heridas (44%), pero pocos reportaron lesiones que pudieran haber requerido tratamiento extensivo, tales como quemaduras o heridas en la cabeza.

El análisis no incluyó a los trabajadores de rescate, recuperación y limpieza porque estos grupos tuvieron otros tipos de exposición (por ejemplo, períodos extendidos de trabajo en el sitio del WTC removiendo escombros) que deben ser considerados en un análisis aparte. El Registro fue diseñado para dar seguimiento a los inscritos durante 20 años para entender más completamente el impacto a largo plazo de los problemas de salud físicos y mentales; las conclusiones estarán disponibles para los inscritos, para otros proyectos relacionados con el 11 de septiembre y para el público.

Acerca del Registro de Salud del World Trade Center (WTC Health Registry)

El WTCHR se inició el 5 de septiembre de 2003 para dar seguimiento a la salud de los residentes, niños estudiantes, trabajadores y otras personas que estuvieron expuestas directamente al colapso del World Trade Center, o de aquellos que trabajaron en el sitio del WTC, en las operaciones de recuperación en Staten Island o en barcazas que transportaron escombros.

Las conclusiones que se saquen del Registro de Salud del World Trade Center permitirán a los investigadores observar patrones que de otra manera podrían pasar desapercibidos para los médicos individuales. Toda la información suministrada se mantendrá estrictamente en privado y confidencial, y no se requirió ningún exámen o prueba médica para la inscripción inicial.

El Registro de Salud del WTC (World Trade Center Health Registry) es un esfuerzo de colaboración entre el DOHMH y la Agencia Federal de Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades (ATSDR) financiado por la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (Federal Emergency Management Agency - FEMA). Visite http://www.wtcregistry.org para más información sobre el Registro.

###



Para más información sobre el Registro de Salud del WTC (World Trade Center Health Registry)