[an error occurred while processing this directive]

Printer Version Listo para tu impresora

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
Comunicado de Prensa # 017-06
lunes 20 de marzo de 2006

(212) 788-5290
(212) 788-3058 (Después del horario de atención)
Sandra Mullin (smullin@health.nyc.gov);
Andrew Tucker (atucker@health.nyc.gov)
Wayne Petinaud (wpetinau@health.nyc.gov)


EL COMISIONADO DE SALUD RECUERDA A LOS NEOYORQUINOS CÓMO EVITAR ENVENENAMIENTOS ACCIDENTALES EN LA CASA

Del 19 al 25 de marzo se celebra la Semana Nacional de Prevención de Envenenamientos

CIUDAD DE NUEVA YORK - 17 de marzo de 2006 – En anticipación a la Semana Nacional de Prevención de Envenenamientos, el Departamento de Salud y Salud Mental (DOHMH) recordó hoy a todos los neoyorquinos que deben tomar medidas para evitar envenenamientos accidentales en la casa. Almacenar los medicamentos recetados y los productos de uso doméstico fuera del alcance de los niños, instalar detectores de monóxido de carbono, y deshacerse de todos los medicamentos cuya fecha de vencimiento ha caducado puede evitar lesiones graves y muertes.

“Los niños son los más vulnerables a los envenenamientos accidentales, pero esos accidentes se pueden evitar”, dijo el Comisionado del DOHMH, Dr. Thomas R. Frieden. "Hasta los artículos de uso casero más comunes pueden ser tóxicos y potencialmente fatales si se usan mal, se mezclan o se dejan sin tratamiento. Los padres y cuidadores pueden evitar tragedias tomando precauciones sencillas tales como mantener los materiales potencialmente riesgosos fuera del alcance de los niños y de las mascotas."

El Dr. Robert Hoffman, Director del Centro de Control de Envenenamientos de la Ciudad, dijo, "los adultos y los ancianos que no pueden leer las etiquetas de precaución en los medicamentos o productos también corren alto riesgo de envenenamiento accidental. Es imperativo seguir las advertencias y las fechas de vencimiento en los medicamentos y artículos de uso casero y que los materiales riesgosos se descarten apropiadamente".

Las señales de advertencia de un posible envenenamiento pueden incluir un recipiente cercano abierto, olores extraños, quemaduras alrededor de la boca, sudor abundante, babeo, dolor del estómago o náusea, convulsiones, somnolencia, mareo, y/o inconsciencia. Los artículos comunes de uso casero tales como limpiadores y detergentes, enjuague bucal y plantas pueden ser venenosos. En caso de duda respecto de que un artículo en particular sea venenoso, los neoyorquinos pueden contactar al Centro de Control de Envenenamientos de la Ciudad llamando al 1 (800) 222-1222.

"En caso de sufrir un envenenamiento accidental, trate de no perder la calma. Si la victima está inconsciente y no respira, llame al 911. Si la victima está coherente y alerta, póngase en contacto con el Centro de Control de Envenenamientos de la Ciudad de Nueva York llamando al 1 (800) 222-1222", dijo el Dr. Hoffman. "Recoja el recipiente o frasco del material venenoso, si es posible, y comunique esa información a los especialistas en venenos para que ellos puedan recomendar tratamiento inmediato para la víctima hasta que lleguen los paramédicos. Es posible que algunos síntomas tarden horas en presentarse, pero no se arriesgue. Si usted sospecha que alguien ha sido envenenado, busque atención médica inmediatamente".

Durante la Semana Nacional de Prevención de Envenenamientos se están llevando a cabo talleres para educar a los niños, padres y personal acerca de cómo evitar los envenenamientos accidentales. Además de talleres en inglés, español y chino (cantonés y mandarín), se ofrece un video sobre prevención de envenenamientos en estos idiomas.

El Centro de Control de Envenenamientos de la Ciudad de Nueva York atiende las 24 horas del día, los 365 días del año para ayudar en casos de emergencia, llamando al 1-800-222-1222. La información se ofrece en inglés y hay servicios de traducción en otros 150 idiomas. Todas las llamadas son gratuitas y confidenciales. Se pueden obtener materiales gratuitos de prevención en inglés, español, chino, criollo, ruso y bengalí llamando al 1-800-222-1222, o en línea en http://www.nyc.gov/html/doh/html/poison/poison.shtml.

Consejos para prevenir el envenenamiento
  • • Mantenga todos los venenos en un gabinete fuera del alcance de los niños; use cerraduras de seguridad en los gabinetes.
  • • Nunca guarde productos alimenticios junto con productos no-alimenticios.
  • • Almacene los productos en sus envases originales. Nunca almacene venenos en envases de alimentos o bebidas.
  • • Use envases a prueba de niños siempre que sea posible. Verifique que estén bien cerrados.
  • • Descarte los medicamentos vencidos.
  • • Use sus lentes y tenga la luz encendida cuando tome sus medicamentos.
  • • Nunca se refiera a los medicamentos como dulces. Los niños deben comprender la diferencia.
  • • Mantenga las plantas altas y fuera del alcance de los niños. Algunas plantas son venenosas.
  • • Enseñe a los niños que siempre deben preguntarle a un adulto si pueden comer, beber o tocar cualquier cosa antes de intentarlo por su cuenta.
  • • Lea la etiqueta y siga las indicaciones para los medicamentos y productos de limpieza.
  • • Instale detectores de monóxido de carbono.
  • • Siga las instrucciones de las etiquetas cuando tome medicamentos. Tenga en cuenta las interacciones potenciales con otros medicamentos o con bebidas alcohólicas, y nunca comparta los medicamentos recetados.
  • • Encienda el ventilador y abra las ventanas siempre que use productos químicos.
  • • Use ropa protectora (guantes, pantalones largos, mangas largas, medias, zapatos) cuando rocíe insecticidas y otros productos químicos.
  • • Nunca mezcle artículos de uso casero y productos químicos; esto puede crear un gas venenoso.
  • • No queme combustibles ni carbón en espacios cerrados (ej., garajes, carpas o cuartos mal ventilados).
  • • Nunca caliente el motor de un auto dentro de un garaje, ni siquiera con la puerta del garaje abierta. En menos de dos minutos las emanaciones del gas pueden llegar a concentraciones mortales.
  • • Asegúrese de que sus vehículos estén sincronizados, revise y repare las fugas del sistema de escape.
Qué hacer en caso de envenamiento:
  1. Trate de no perder la calma.
  2. Si tiene una emergencia por envenenamiento y la víctima está inconsciente o no respira, llame al 911. Si la víctima está alerta llame al 1-800-222-1222. Procure tener la siguiente información a mano, si es posible:
    • • La edad y peso aproximado de la persona.
    • • El recipiente o frasco del producto venenoso, si está disponible.
    • • La hora en que ocurrió la exposición al veneno.
    • • Su nombre y número de teléfono.
  3. Siga las instrucciones del especialista en emergencias o del Centro de Control de Envenenamientos.
###
#017