Translate This Page Print This Page Email a Friend Newsletter Sign-Up
Text Size : Sm Med Lg
Comunicado de Prensa

Printer Version Listo para tu impresora

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
Comunicado de Prensa # 319-06
jueves 7 de septiembre de 2006

Contacto: Stu Loeser/Virginia Lam (212) 788-2958
Andrew Tucker (DOHMH) (212) 788-5290
Ana Marengo (HHC) (212) 788-3386
Paul Browne (NYPD) (646) 610-6700
Francis X. Gribbon (FDNY) (718) 999-2056


EL ALCALDE BLOOMBERG ANUNCIA UN ESFUERZO GENERAL EN TODA LA CIUDAD PARA ENFRENTAR LOS PROBLEMAS DE SALUD RELACIONADOS CON EL ATAQUE DEL 9/11 AL WORLD TRADE CENTER

El establecimiento del Centro de Salud Ambiental WTC (WTC Environmental Health Center) llevará los exámenes médicos y de salud mental, servicios de evaluación y tratamiento a un mayor número de neoyorquinos; La expansión de la Unidad World Trade Center del Departamento de Salud aumentará el control, los recursos y las comunicaciones con los médicos y los individuos afectados; El esfuerzo también incluye la creación de un panel de revisión de la Alcaldía para garantizar máxima coordinación entre las agencias de la ciudad y evaluar la suficiencia de los recursos municipales, estatales y federales, para enfrentar las continuas necesidades de atención médica

El Alcalde Michael R. Bloomberg anunció hoy una serie de nuevas iniciativas para reforzar la respuesta de la ciudad a los crecientes problemas de salud relacionados con los ataques al World Trade Center. La campaña de tres puntos requiere: el establecimiento de un centro de salud ambiental (WTC Environmental Health Center) en Bellevue Hospital, la expansión de la Unidad World Trade Center del Departamento de Salud y Salud Mental (DOHMH), y la creación de un panel interno de revisión en la Alcaldía para garantizar máxima coordinación entre las agencias de la ciudad y para evaluar la capacidad de los recursos estatales y federales para enfrentar las continuas necesidades de atención médica. El alcalde también renovó su petición de apoyo al gobierno estatal y federal para suministrar la financiación a largo plazo de programas de control y tratamiento. Desde el 11 de septiembre de 2001, varias agencias de la ciudad han establecido control y programas de salud relacionados con los ataques al World Trade Center. Este esfuerzo general a nivel de toda la ciudad crea una estructura amplia para que esta respuesta pueda avanzar. Durante el anuncio en el Ayuntamiento, el Alcalde estuvo acompañado por Edward Skyler, Subalcalde a cargo de Administración, Linda Gibbs, Subalcaldesa a cargo de Servicios de Salud y Servicios Humanos, Alan D. Aviles, Presidente de la Health and Hospitals Corporation (HHC), la Subcomisionada de Salud, Lorna Thorpe, el Comisionado de Bomberos Nicholas Scoppetta y el Comisionado de la Policía Raymond W. Kelly.

"Los ataques al World Trade Center resultaron en un desastre sin precedentes en nuestra ciudad y en la historia de la nación", dijo el Alcalde Bloomberg. "Hoy estamos divulgando nuevos esfuerzos para ayudar a los hombres y mujeres que respondieron desinteresadamente en los días y meses siguientes a los ataques. Este plan reforzará los servicios para aquellas personas que necesitan ayuda hoy, al mismo tiempo que mejora nuestra capacidad local para identificar y responder a las necesidades de salud del mañana. Nunca abandonaremos a aquellos que contribuyeron heroicamente durante esos días difíciles".

"La HHC cumple una función integral en los planes de la ciudad para enfrentar las brechas críticas y para ayudar más a los neoyorquinos que sufrieron problemas de salud relacionados con el World Trade Center", dijo el Sr. Aviles, Presidente de la HHC. "El Centro de Salud Ambiental del WTC nos permitirá ofrecer exámenes generales de detección y tratamiento especializado a una gama más amplia de personas con problemas de salud que se consideran relacionados con el World Trade Center, especialmente aquellas personas que no pueden tener acceso a los programas existentes relacionados con el WTC. Queremos trabajar con el Departamento de Salud y Salud Mental para mejorar nuestra exitosa asociación con el Bellevue Hospital, la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York y muchos asociados comunitarios tales como la coalición Beyond Ground Zero Coalition".

"Estos nuevos recursos nos permitirán controlar e investigar mejor las enfermedades potencialmente asociadas con el WTC y nos permitirán, en coordinación con el nuevo centro WTC Environmental Health Center, asociados médicos y otros, expandir los servicios requeridos", dijo el Comisionado de Salud Frieden. "El objetivo es desarrollar el entendimiento más preciso y la mejor respuesta a los efectos en la salud física y mental relacionados con la exposición al WTC y ofrecerlo tanto a los médicos como a los pacientes y al público".

Establecimiento del centro municipal WTC Environmental Health Center en Bellevue Hospital/NYU

Al aumentar la documentación de que algunas de las personas expuestas al polvo y los gases en el sitio del WTC tienen síntomas de posible enfermedad respiratoria, se plantea la necesidad de expandir la capacidad existente de servicios completos de evaluación y tratamiento, particularmente para aquellos que no pueden calificar para los programas existentes financiados a nivel federal. La HHC establecerá el Centro de Salud Ambiental del WTC en Bellevue Hospital/NYU para ampliar la cobertura de los exámenes generales de salud médica y mental y los servicios de evaluación y tratamiento a un rango más amplio de individuos con problemas de salud posiblemente relacionados con el World Trade Center, particularmente residentes, personas sin seguro, inmigrantes indocumentados y otros que necesitan atención y que actualmente no reciben servicios. El gobierno municipal aportará $16 millones a la HHC durante los próximos cinco años para desarrollar y dotar de personal a la clínica especializada (hasta un máximo de 28 personas de acuerdo con las necesidades y la capacidad), lo que le permitirá hacer exámenes de detección y tratar hasta 6,000 pacientes adicionales.

Los servicios del centro incluirán un examen físico completo que se enfoca en pruebas específicas asociadas con síntomas comunes relacionados con el WTC, un diagnóstico clínico formalizado de enfermedades relacionadas con el WTC y tratamiento médico de salud y de salud mental. Para garantizar la cobertura más amplia posible, el nuevo centro atenderá a toda personas que haya estado expuesta al polvo o los gases del World Trade Center, incluidos los residentes de Manhattan o de Brooklyn, empleados de oficinas, empleados de la ciudad y voluntarios, e individuos involucrados en la remoción de escombros y limpieza. La inauguración del centro se ha previsto para enero de 2007.

El nuevo centro tendrá como modelo al exitoso programa de tratamiento del programa de tratamiento de impactos del WTC en la salud/WTC Health Impacts Treatment Program del Bellevue Hospital Center, establecido en agosto de 2005. El programa de la HHC existente en Bellevue, administrado en colaboración con la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York, ha trabajado de cerca con organizaciones comunitarias para llegar a aquellos individuos que sufrieron exposición relacionada con el WTC y que por cualquier motivo no han podido tener acceso a servicios de atención médica. Hasta la fecha, ese programa ha tratado a cerca de 500 residentes de la ciudad, principalmente personas sin seguro y trabajadores de recuperación con problemas de salud relacionados con el WTC.

Expansión de la Unidad World Trade Center del Departamento de Salud

La expansión de la Unidad WTC del Departamento de Salud permitirá a la ciudad aumentar el control para una variedad de problemas de salud relacionados con el WTC; aumentar los esfuerzos de comunicación con los individuos afectados, médicos de cabecera y participantes locales y nacionales; y continuar la expansión de los servicios de salud mental a individuos que continúan sufriendo los efectos psicológicos del 11 de septiembre de 2001. La Unidad establecerá, usando datos confiables y rigurosas técnicas epidemiológicas, nuevos sistemas para controlar problemas de salud respiratoria y otros problemas físicos que pueden estar relacionados con la exposición al desastre del World Trade Center y compartirá esa información con la comunidad médica y con el público tan pronto como sea posible. El mejoramiento de la supervisión de los problemas del WTC ayudará a dirigir los recursos de atención de salud a los problemas de salud y salud mental potencialmente relacionados con la exposición al World Trade Center, y también contribuirá a difundir estos conocimientos.

La Unidad WTC ampliada también trabajará de cerca con expertos del ámbito académico, con la Universidad de Nueva York/Centro de Salud Ambiental de Bellevue, y los sistemas de seguimiento de casos fatales desarrollados en el Departamento de Salud del Estado para aumentar y mejorar el entendimiento de enfermedades asociadas con el WTC. En los próximos cinco años la ciudad dará $21.6 millones para esas iniciativas, que incluirán un aumento del personal a tiempo completo de siete a 20 personas.

Creación del panel interno de revisión

Además, el Alcalde ha pedido al Subalcalde a cargo de Administración Edward Skyler y a la Subalcaldesa a cargo de Servicios de Salud y Servicios Humanos Linda Gibbs, que convoquen a todas las agencias municipales que atienden o representan a individuos potencialmente afectados por enfermedades relacionadas con el WTC para que garanticen la coordinación de estas políticas entre agencias e identifiquen mecanismos a través de los cuales los problemas que surjan se puedan presentar y compartir rápidamente dentro del sistema de organismos municipales. También revisarán la disponibilidad y capacidad de los recursos dirigidos a ayudar a aquellos que han resultado afectados por enfermedades relacionadas con el WTC, y recomendarán estrategias para garantizar la capacidad constante de dichos recursos. Como parte de su trabajo, los Subalcaldes en ejercicio consultarán con organizaciones y entidades externas con experiencia en esos temas, y presentarán un informe al Alcalde en un plazo de tres meses.

El Alcalde Bloomberg también reafirmó hoy que continuaría apoyando un compromiso a largo plazo tanto a nivel estatal como federal para suministrar financiación importante para el éxito de la continuidad de esos programas. El Alcalde continuará apoyando legislación para reabrir el Fondo Federal de Compensación de Víctimas (Federal Victims Compensation Fund), que se estableció para apoyar a las familias de aquellos que murieron en el ataque y para los individuos que resultaron heridos físicamente en el periodo inmediatamente subsiguiente. El plazo límite de la inscripción fue en 2003, mucho antes de que surgieran o fueran diagnosticados los síntomas de muchas personas. El Alcalde también ha defendido la continuidad de la financiación federal de los programas actuales de monitoreo y tratamiento de la salud, incluida la prórroga de la financiación para el Registro de Salud del WTC, y garantizar financiación adicional para servicios de salud y salud mental constantes.

En el periodo subsiguiente al 11 de septiembre, un número de agencias de la ciudad y consorcios de hospitales establecieron programas para tratar y controlar la salud de los individuos expuestos al polvo y a los escombros. Los datos recolectados de esos programas han suministrado información que ayuda a la ciudad a entender los efectos a largo plazo que surgieron del 11 de septiembre de 2001.

Los programas vigentes actualmente incluyen el Registro de Salud del World Trade Center del Departamento de Salud que estudia los efectos físicos y mentales a largo plazo de más de 71,000 participantes en el Registro, que incluye aquellos que respondieron primero, otras agencias de la ciudad y trabajadores de recuperación del sector privado, individuos que estaban trabajando en los edificios de oficinas en la mañana de los ataques, escolares del bajo Manhattan, y otros que resultaron levemente expuestos al desastre del WTC. El Registro es el proyecto de salud posdesastre más grande y más ambicioso en la nación. El FDNY también ha establecido el Programa de Estudio y Tratamiento Médico WTC para enfrentar los problemas médicos del personal de bomberos y de los servicios de emergencia. Además del establecimiento de una base de datos para registrar todas las exposiciones relacionadas con el WTC sufridas por el personal del Departamento de Policía, el NYPD ha realizado exámenes médicos y psicológicos y ha brindado tratamiento para todos aquellos de sus miembros que tuvieron exposición relacionada con el WTC en la Zona Cero, el relleno sanitario de Staten Island y la oficina de medicina forense, con planeamiento de exámenes de seguimiento. Además, un consorcio de hospitales de la ciudad y de la región ha establecido programas de exámenes de detección y tratamiento que han llegado a más de 30,000 personas.