[an error occurred while processing this directive]
Comunicado de Prensa

Printer Version Listo para tu impresora

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
Comunicado de Prensa # 238-06
miercoles 12 de julio de 2006

Contacto: Stu Loeser/Virginia Lam (212) 788-2958
Andrew Tucker (DOHMH) (212) 788-5290
Jarrod Bernstein (OEM) (718) 422-4888
Francis X. Gribbon (FDNY) (718) 999-2056
Paul Browne (NYPD) (646) 610-6700


EL ALCALDE BLOOMBERG Y EL COMISIONADO DE SALUD FRIEDEN REVELAN UN PLAN DE PREPARACIÓN Y RESPUESTA A LA GRIPE PANDÉMICA

El plan integrado de respuesta para limitar el impacto de una pandemia de gripe involucra coordinación entre entidades municipales, estatales, federales, privadas y sin fines de lucro. Actualmente no existe una cepa de gripe pandémica pero los preparativos son necesarios

El Alcalde Michael R. Bloomberg y el Comisionado de Salud Dr. Thomas R. Frieden revelaron hoy el Plan de Preparación y Respuesta a la Gripe Pandémica de la Ciudad de Nueva York. El plan, creado en respuesta a la posibilidad de que ocurra una epidemia de gripe a escala mundial, cubre áreas de salud críticas que son necesarias en una pandemia, entre ellas el monitoreo de la enfermedad, la capacidad de los laboratorios, la entrega de vacunas y medicinas, la preparación de los hospitales, la salud mental y las comunicaciones. El Departamento de Salud y Salud Mental de la Ciudad de Nueva York (DOHMH) planifica contra la pandemia de gripe desde hace ya varios años y durante el año pasado ha desarrollado este plan con la participación de la ciudad, el estado y el gobierno federal, así como con la colaboración de asociados no gubernamentales en los sectores de atención médica, empresas y entidades sin fines de lucro. El plan es parte de una respuesta coordinada multi-agencias a las emergencias que incluye planificación y preparación operacional a cargo de la Oficina para el Manejo de Emergencias (OEM por sus siglas en inglés) y los departamentos de bomberos y de policía. El Alcalde y el Comisionado de Salud estuvieron acompañados durante el anuncio efectuado hoy en la sede del DOHMH por Joseph F. Bruno, Comisionado de la OEM, por Alan Aviles, Presidente de la Corporación de Salud y Hospitales, por Joseph Pfeifer, Jefe de Contra-terrorismo y Preparación para Emergencias del FDNY, por la Dra. Dani-Margot Zavasky, Directora Médica de la Unidad Antiterrorismo del NYPD y por Kenneth E. Raske, Presidente de la GNHYA (Greater New York Hospital Association).

"Por el hecho de ser la ciudad más densamente poblada de la nación y un importante puerto de entrada, la Ciudad de Nueva York puede tener que enfrentarse a amenazas emergentes contra la salud pública antes que otras ciudades", dijo el Alcalde Bloomberg. "Dado nuestro liderazgo en la preparación para emergencias de salud pública, tenemos que estar preparados para la posibilidad, aunque sea muy remota, de una gripe pandémica. Tener un plan integrado en vigencia garantizará que respondamos rápidamente a una pandemia de gripe. Gracias a la coordinación entre agencias para la respuesta a la pandemia, si ésta ocurre los neoyorquinos tendrán menos probabilidad de enfermar, más probabilidad de conseguir atención médica si se enferman, y menos problemas en sus actividades diarias".

"Este plan establece la estructura para una respuesta coordinada para ayudar a proteger la salud de los neoyorquinos, y será refinado periódicamente", dijo el Comisionado Frieden. "Una pandemia grave inevitablemente causaría una alta incidencia de enfermedad y muchos problemas sociales y económicos, aún con los planes mejor establecidos y más eficazmente implementados. Nuestro plan ayudará a minimizar el impacto si ocurre una pandemia. Sin una vacuna, y con medicamentos de limitada disponibilidad y eficacia, las medidas tradicionales para reducir la propagación de la enfermedad, tales como cubrirse la boca cuando se tose o estornuda, o no ir al trabajo o a la escuela si se tiene fiebre, serían cruciales".

El DOHMH, con su grupo de profesionales fácilmente movilizados, entrenados y dedicados, y en conjunción con asociados municipales, estatales y federales, ayudaría a la ciudad a detectar una posible pandemia de gripe, así como a responder y recuperarse de la misma, organizando sus actividades en torno a cuatro áreas principales:

  1. Limitar las enfermedades graves y las muertes causadas por la gripe.
  2. Proveer evaluación y atención apropiadas contra la gripe.
  3. Mantener servicios médicos esenciales.
  4. Comunicación rápida, precisa y frecuente con el público, con la comunidad médica y con otros, usando todos los medios disponibles.

El principal foco del plan es la capacidad del sistema de atención médica para responder a una pandemia de gripe. Describe una amplia gama de medidas de respuesta, incluyendo la manera cómo la ciudad:

  • Implementaría procedimientos para el control de la infección en los centros de atención médica y en los sitios de trabajo;
  • Intensificaría el monitoreo de la enfermedad para verificar las tendencias en hospitalizaciones y muertes, y guiaría la respuesta optimizando la detección y el tratamiento;
  • Haría el uso más efectivo posible de recursos médicos limitados, tales como medicamentos antivirales y ventiladores;
  • Proveería orientación a los hospitales para enfrentar sobrecargas puntuales de su capacidad;
  • Aumentaría la capacidad de los laboratorios para proveer las pruebas diagnósticas que se requieran de forma precisa y rápida;
  • Promulgaría medidas de contención de la enfermedad en lugares públicos, si se requieren (es decir, cerrando escuelas, limitando reuniones públicas);
  • Comunicaría frecuentemente la información más reciente al público y a la comunidad médica;
  • Atendería las necesidades de salud mental del público, de los trabajadores de atención médica en primera línea y de otras colectividades especialmente vulnerables, tales como los niños y los ancianos, los indigentes, discapacitados y las personas confinadas en sus casas.

En el peor de los casos, una pandemia que cause que muchas personas caigan gravemente enfermas podría impactar significativamente todos los sectores de la sociedad y prolongarse por al menos varios meses. El sistema de atención médica estaría sobrecargado y se podrían presentar fuertes reducciones en la disponibilidad laboral en todos los sectores si los empleados se enferman o se quedan en la casa para cuidar a miembros de sus familias. Por esta razón, es importante que tanto las empresas como las entidades sin fines de lucro planifiquen la continuidad de sus operaciones.

"Los hospitales públicos de la ciudad tienen 11 departamentos de emergencia que están bien equipados y tienen personal bien entrenado para actuar como primeros respondedores ante una crisis a gran escala", dijo Alan Aviles, presidente de la HHC. "Nuestros centros organizan simulacros durante todo el año para garantizar en todo momento nuestra preparación como primera línea de respuesta a las emergencias, y también participamos en los ejercicios de preparación a las emergencias organizados por la ciudad. Una pandemia ciertamente pondría a prueba nuestro sistema, pero estamos preparados con importantes recursos, personal y experiencia de emergencias para ayudar a satisfacer las necesidades de nuestros pacientes y del público".

"La GNYHA se compromete a garantizar que sus hospitales afiliados estén preparados para responder a emergencias que podrían tener lugar en la región de Nueva York", dijo el Presidente de la GNYHA, Ken Raske. "Yo elogio al Alcalde Bloomberg y al Comisionado Frieden por su constante liderazgo en preparar a la ciudad de Nueva York para cualquier emergencia de salud pública que pueda presentarse".

En los últimos años, el DOHMH ha trabajado estrechamente con los sectores de servicios de emergencia, atención médica, empresas y entidades sin fines de lucro para prepararse para una posible pandemia de gripe. La ciudad ha participado en más de 50 ejercicios teóricos y prácticos, así como simulacros a gran escala, durante los últimos cinco años para probar, evaluar y reforzar las capacidades de respuesta. Por ejemplo, un ejercicio de campo multi-agencias a gran escala llamado PODEX tuvo por objeto la respuesta a un riesgo biológico. Este simulacro de dos días, en Junio de 2005, probó la capacidad de la ciudad para suministrar medicamentos a individuos afectados por un ataque biológico y examinó la coordinación inter-agencias de conformidad con el Sistema de Manejo de Incidentes en la Ciudad (Citywide Incident Management System – CIMS), la respuesta integrada a las emergencias, y la integración de los recursos federales, estatales y regionales.

Por otra parte, diversas agencias de la ciudad también han organizado ejercicios de respuesta a los riesgos biológicos. Cada año, el Departamento de Bomberos (FDNY por sus siglas en inglés) organiza su ejercicio BIOPOD. El más reciente, en noviembre de 2005, probó la respuesta del FDNY ante un agente biológico simulado que tenía la capacidad de contagiarse fácilmente de humano a humano. El FDNY ha organizado dos ejercicios BIOPOD previos, ambos de los cuales probaron la eficacia de la distribución de vacunas y otros medicamentos a los primeros respondedores en el evento de exposición a riesgos biológicos.

El Departamento de Policía (NYPD por sus siglas en inglés) también ha organizado varios simulacros para probar su respuesta ante un posible brote de enfermedad biológica o infecciosa. En el evento de una pandemia, el NYPD sería responsable de proteger los medicamentos y vacunas a su llegada y durante su distribución. Además, el NYPD proveería seguridad, así como control de tráfico y de multitudes, en aproximadamente 200 puntos de distribución en toda la ciudad. El Plan de Preparación y Respuesta a la Gripe Pandémica, que se basa en lecciones aprendidas de esas iniciativas, establece una estrategia integrada, escalable y flexible para proteger la salud de los neoyorquinos en el evento de una pandemia de gripe.

"El Departamento de Bomberos se compromete a tomar todas las medidas necesarias para prepararse mejor para los desafíos emergentes que enfrentamos", dijo el Comisionado Scoppetta. "La finalidad de este plan integrado de respuesta es garantizar que tanto el Departamento de Bomberos como la ciudad tengan acceso al mejor saber hacer posible. El plan, junto con las iniciativas de preparación específicas del FDNY, garantizará que nuestros bomberos, técnicos en emergencias médicas (EMT por sus siglas en inglés) y paramédicos puedan continuar respondiendo y suministrando atención a los individuos impactados por una posible pandemia. Nuestra misión es, y siempre será, la seguridad de los neoyorquinos".

"El NYPD ha tomado parte activa en todos los ejercicios de emergencia biológica organizados por la ciudad cuyo objeto era probar las capacidades de respuesta a brotes de enfermedades infecciosas tanto de origen intencional como natural", dijo el Comisionado Kelly. "Además, el NYPD organiza regularmente sus propios ejercicios internos, probando continuamente nuestra respuesta a emergencias de diversa índole. También tenemos un robusto plan y capacidad para distribuir medicamentos y vacunas, cuando estén disponibles, a todo el personal del Departamento".

En el evento de una pandemia, la OEM ayudaría en la implementación de decisiones tomadas por el DOHMH. Además, la OEM implementaría sus planes de continuidad de operaciones para ayudar a la ciudad a continuar suministrando servicios esenciales a los residentes. Los neoyorquinos también pueden colaborar en la preparación para emergencias creando un plan contra desastres a nivel familiar. Las medidas incluyen almacenar por anticipado alimentos no perecederos, agua, medicamentos, y otros artículos esenciales en el hogar.

"La OEM ayudará a garantizar que el gobierno de la ciudad continúe suministrando servicios esenciales en el evento de una emergencia causada por una pandemia de gripe", dijo el Comisionado Bruno. "Aunque nadie puede predecir qué tipos de emergencias pueden ocurrir en el futuro, tener un plan de preparación familiar, una bolsa de viaje empacada ("go bag") y provisiones en la casa ayudará a garantizar que todos los neoyorquinos estén tan preparados como sea posible para lo que pueda suceder".

Actualmente no existe una cepa de gripe pandémica. Sin embargo, en los últimos años una nueva cepa de gripe aviar (H5N1) se ha estado propagando en poblaciones de aves en Asia. Aunque la enfermedad tiene un alto índice de victimas mortales, casi todas las personas que se han enfermado han contraído el virus a través de contacto directo con aves de corral. Un cambio genético en este virus posiblemente podría hacer que la enfermedad se propagara más extensamente. Si esto sucediera, diversos factores determinarían si ocurre o no una pandemia, incluyendo la facilidad con la que se propaga la enfermedad, su virulencia para los humanos, y la disponibilidad de una vacuna.