Translate This Page Print This Page Email a Friend Newsletter Sign-Up
Text Size : Sm Med Lg

Printer Version Listo para tu impresora

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
Comunicado de Prensa # 022-05
martes 15 de marzo de 2005

CONTACTO: Sandra Mullin (smullin@health.nyc.gov)
Sid Dinsay (sdinsay@health.nyc.gov)
(212) 788-5290; (212) 764-7667 (Después de horas de oficina)

ASOCIACIÓN TEPEYAC DE NUEVA YORK
Hermano Joel Magallán, (212) 633-7108


EL DEPARTAMENTO DE SALUD DE LA CIUDAD DE NUEVA YORK ADVIERTE SOBRE EL CONSUMO DE ALGUNOS QUESOS MEXICANOS IMPORTADOS

Los productos pueden causar infección con Mycobacterium bovis, una forma de tuberculosis que se encuentra en el ganado; la muerte de un bebé en el 2004 se atribuyó a la tuberculosis M. bovis

CIUDAD DE NUEVA YORK - 15 de marzo de 2005 - Varios tipos de quesos importados desde México pueden estar contaminados con Mycobacterium bovis, que causa la tuberculosis, de acuerdo con El Departamento de Salud y Salud Mental de la Ciudad de Nueva York (New York City Department of Health and Mental Hygiene - DOHMH). Los tipos de queso, como el queso fresco, pueden no ser pasteurizados, ser importados ilegalmente desde México y ser vendidos sin la aprobación del Departamento de Agricultura y Mercados del Estado de Nueva York (New York State Department of Agriculture and Markets).

El DOHMH ha identificado 35 casos de tuberculosis causada por la infección M. bovis en residentes de la ciudad entre el 2001 y el 2004. En uno de esos casos, un niño de 15 meses de edad murió en marzo de 2004 y posteriormente se determinó que había muerto debido a complicaciones causadas por la infección M. bovis.

"Como regla general, la gente no debería consumir productos alimenticios que no tienen etiqueta o que la etiqueta no esta en inglés, tal como lo requiere la ley", dijo el Comisionado del DOHMH, Thomas R. Frieden. "Los productos alimenticios importados ilegalmente no son fabricados ni empacados de acuerdo con las estrictas regulaciones de la Administración de Drogas y Alimentos (Food and Drug Administration-FDA); consumir estos productos puede poner en peligro su salud. Algunas personas están en mayor riesgo que otras, incluyendo mujeres embarazadas, bebés recién nacidos y niños, ancianos y aquellos con el sistema inmunológico debilitado. Si cree que usted o alguien a quien usted conoce tiene síntomas de infección de tuberculosis - incluyendo tos que dure tres semanas o más, fiebre o escalofrío, sudores nocturnos, pérdida de apetito y pérdida de peso - por favor acuda a su médico o llame al 311 para encontrar un Centro Toráxico del Departamento de Salud, en donde ofrecemos servicios gratuitos muy modernos para tratar la tuberculosis".

"La tuberculosis es un problema serio para nuestros niños, nuestras familias y nuestra ciudad", dijo el Hermano Joel Magallán, Director Ejecutivo de la Asociación Tepeyac de Nueva York, un grupo que abarca 40 organizaciones de servicio comunitario que sirve a las comunidades latinoamericanas de la ciudad. "Al comer alimentos importados ilegalmente, estamos poniendo en peligro nuestra salud y posiblemente poniendo nuestras vidas en riesgo. Trabajaremos con el Departamento de Salud para informar a la comunidad latinoamericana en la ciudad que no deben comprar o comer estos productos, y si lo tienen en su casa, deben botarlos a la basura".

El DOHMH actualmente trabaja con la FDA, el Departamento de Agricultura y Mercados del Estado de Nueva York (New York State Department of Agriculture and Markets) y los Centros Federales para Control y Prevención de Enfermedades (CDC) en una investigación para determinar la fuente de productos asociados con esta enfermedad en la ciudad de Nueva York - en particular tenemos como objetivo las tiendas que sirven a las comunidades latinoamericanas y especialmente mexicanas en la ciudad. Se han obtenido muestras para prueba de laboratorio de queso no etiquetado o etiquetado de manera inapropiada de tiendas mexicanas en Brooklyn y Queens; en un caso se ha obtenido una muestra directamente desde México a través de un mensajero, comúnmente conocido en América Latina como paquetería. Los consumidores deberían evitar consumir queso que no está etiquetado o que no tiene la palabra "pasteurizado" indicada claramente en la etiqueta. Las personas que tienen estos productos en sus hogares no deberían consumirlos y deberían botarlos inmediatamente a la basura.

El DOHMH también ha alertado a los médicos y a las instituciones médicas para que consideren el diagnóstico de la tuberculosis causada por la infección M. bovis, y para que informen los casos sospechados a la Oficina de Control de La Tuberculosis (Bureau of TB Control) del DOHMH.

Hechos acerca de la infección M. bovis

La infección M. bovis generalmente causa la enfermedad en el ganado y en otros animales pero puede causar enfermedad en humanos a través del consumo de productos lácteos no pasteurizados derivados de ganado infectado. Tiene más probabilidades que otros tipos de bacterias que causan la tuberculosis de provocar tuberculosis en diferentes partes del cuerpo a más de los pulmones. Los síntomas generales de la tuberculosis M. bovis pueden incluir fiebre, sudores nocturnos, y pérdida de peso. Otros síntomas se pueden manifestar dependiendo de la parte del cuerpo que sea afectada por la enfermedad: por ejemplo, la infección en los pulmones puede estar asociada con la tos; la infección en el ganglio linfático puede causar hinchazón en el cuello; y la infección gastrointestinal puede causar dolor abdominal e hinchazón, así como diarrea. En casos raros, una persona puede morir si la enfermedad no se trata.

Los síntomas generalmente aparecen meses o años después de la infección con M. bovis, pero puede ser que algunas personas nunca presenten señales de la enfermedad. Se puede encontrar información adicional sobre M. bovis en http://www.nyc.gov/html/doh/html/tb/tb-mbovis.shtml.

Asesoría de la FDA en relación sobre los quesos "suaves" importados

De acuerdo con la FDA algunos quesos "suaves" importados que tienen su origen en países centroamericanos, incluyendo México, Nicaragua y Honduras, están hechos de leche no pasteurizada y pueden causar enfermedades infecciosas además de la tuberculosis, incluyendo la listeria, intoxicación por salmonella y brucelosis. Estos productos pueden ser vendidos en tiendas, mercados de pulgas, en camiones, o por vendedores de puerta a puerta. La asesoría de la FDA se puede encontrar en http://www.fda.gov/bbs/topics/news/2005/NEW01165.html.