Información sobre temas legales

Petición de tutela

Cuando una persona no está en condiciones de tomar sus propias decisiones, ya se trate de la atención de la salud o de decisiones financieras, resulta necesario que alguien asuma la responsabilidad de los asuntos de esa persona. Si nadie tiene la autoridad legal para actuar, por ejemplo, si no se ha nombrado a un agente al amparo de una carta poder duradera o de un poder para la atención médica, entonces el tribunal necesita nombrar a un tutor legal.

El tutor es nombrado a través de un proceso legal que se inicia mediante la presentación de una petición de tutela que establece las necesidades de manejo de la persona presuntamente discapacitada que no se hayan abordado adecuadamente. La persona debe ser notificada de que se ha presentado una petición en el tribunal. la persona tiene el derecho de participar en el proceso de tutela, incluida la audiencia pública, y puede tener derecho a un abogado designado por el tribunal en caso de no poder pagar los servicios de un abogado por su cuenta.

Después de examinar la información recibida y el testimonio dado, el juez adoptará una determinación final respecto de la naturaleza y la extensión de las discapacidades y necesidades de la persona, y concluirá nombrando al tutor y autorizando que éste proporcione la asistencia y el apoyo necesarios.