Información sobre temas legales

El fideicomiso voluntario ("Living Trust")

Hay dos tipos de fideicomisos voluntarios: revocable e irrevocable.

El fideicomiso voluntario revocable puede ser revocado por el otorgante (autor) del fideicomiso en cualquier momento, en su totalidad o en parte. El fideicomiso voluntario revocable se establece para evitar los procedimientos de validación de testamento y los consiguientes gastos en concepto de honorarios de abogados y costas judiciales. Este fideicomiso revocable puede evitar procedimientos de validación adicionales cuando el otorgante posee bienes raíces en más de un estado. El fideicomiso voluntario revocable es útil como herramienta administrativa en caso de que el otorgante resulte discapacitado. En estas circunstancias puede ayudar a evitar el gasto y el esfuerzo de establecer una tutela.

Los fideicomisos revocables pueden no ser necesarios si los bienes sucesorios son pequeños, ya que en estos casos los costos de la sucesión son bajos. Los fideicomisos voluntarios revocables tampoco son necesarios si la sucesión de la persona consiste más que nada en activos no sujetos a la investigación sucesoria, tales como bienes mancomunados, cuentas de jubilación individual (IRA), anualidades con impuestos diferidos (TDA), etc.

Nota: Los fideicomisos voluntarios revocables no son instrumentos destinados a reducir los impuestos sobre los ingresos, la herencia o las donaciones, así como tampoco ayudarán a proteger activos con fines de satisfacer las condiciones para Medicaid y otros programas similares con límites sobre los recursos y los ingresos del destinatario.

El fideicomiso voluntario irrevocable no puede ser revocado por el otorgante, y el fideicomisario no puede ser otorgante. El fideicomiso no sólo evita el procedimiento de validación del testamento sino que es un vehículo para proteger los activos al mismo tiempo que se satisfacen las condiciones para la cobertura de Medicaid para clínicas de reposo y atención médica a domicilio, servicios de guardería diurna de adultos, etc. El fideicomiso voluntario irrevocable también sirve para establecer un fideicomiso para hijos, nietos u otras personas.