Ser abuelos

Otros consejos prácticos

  • Si lo que encontró no responde a sus necesidades, siga buscando, ¡lo encontrará en alguna parte!
  • No se contente con aceptar respuestas que no tengan sentido para usted, "vuelva a consultar con alguien más y siga indagando!"
  • No tenga miedo de "ir un poco más arriba" si piensa que no está consiguiendo lo que necesita. Trate de trabajar con una persona de "primer contacto", pero si no llega a ninguna parte, ¡hable con el supervisor y después con la persona que supervisa al supervisor!
  • Si la persona con quien habló no puede ayudarle a averiguar por qué, ¡busque a alguien que pueda!
  • Averigüe quién puede ayudarle con qué - asegúrese de hacer las preguntas acertadas a las personas indicadas.
  • Trate de llamar a las personas temprano por la mañana (entre la 7 y la 9) y tarde por la tarde (después de las 5). Las personas que trabajan largas horas (incluidos los supervisores) a menudo contestan sus propios teléfonos en estos horarios.
  • No tenga miedo de contactar a los "personajes importantes" si no logra avanzar. Cuanto más alto llegue, tanto más receptivas serán las personas que tratarán de resolver los problemas en forma rápida y discreta. Pero asegúrese de tratar de avanzar primero por los "canales adecuados". Asegúrese de poder documentarlo, para demostrar que ya probó otras soluciones.
  • Haga preguntas -- a sus amigos, vecinos, trabajadores, a cualquier persona que pudiera tener alguna información útil. No necesita seguir el consejo de los demás, pero recuerde que "¡cada uno sabe algo que puede ser útil!"
  • Trate de encontrar personas que ya hayan pasado por el mismo sistema. Si han tenido éxito, pueden compartir sus consejos con usted. Hable con la gente mientras espera en la cola o está sentada en oficinas esperando ver a un empleado.
  • Si no está satisfecha con la persona con la que trata, pruebe de llamar nuevamente o regresar a la oficina en un horario diferente ¡y tal vez le ayude una persona diferente! Esto funciona muy bien con las "líneas directas" y las "líneas de información" pues la próxima vez que llame ¡otra persona puede levantar el teléfono!
  • ¡No se dé por vencido! ¡Siga intentando!
  • Cuando agradezca a alguien por haberle ayudado, o por tratar de ayudarle, hágalo con mucha energía. ¡Y use esa misma energía cuando tiene que decirle a los demás que necesitan esforzarse un poco más!
  • ¡Edúquelos! Algunas veces usted sabrá más que la gente que se espera que le ayude. Enséñeles lo que necesitan saber para ayudarle, "ellos pueden usarlo para ayudar a otros también".
  • "¡Hay muchos modos de matar pulgas!" ¡Sea creativo! Si no llega a ninguna parte de una manera, piense en otra manera de lograrlo. Pida a los demás que le den ideas. Pegúntele a la gente de su grupo qué han hecho en su situación y tenga sesiones de "tormenta de ideas" para encontrar nuevas salidas.
  • ¡Cuídese mucho! ¡No puede hacer algo bien para nadie más si no se encuentra en condiciones óptimas!

De: Para Abuelos que Crían Nietos: Serie de talleres para ayudarle a salir adelante -- Centro de Recursos para Abuelos, Departamento para Personas Mayores de la Ciudad de Nueva York