Comunicación

Incontinencia

Es común que la persona que padece de la enfermedad de Alzheimer tenga episodios de pérdida de control de la vejiga y/o el vientre en las etapas medias a finales de la enfermedad. En estos casos resultará conveniente establecer un horario para ir al baño mientras sea posible. Por ejemplo, planee llevar al paciente al baño cada 2 a 3 horas durante el día. No espere a que se lo pida.

  • Observe indicios de que la persona necesita ir al baño, tales como inquietud o tirarse de la ropa. Responda rápidamente;
  • Sea comprensivo cuando ocurran accidentes;
  • Manténgase calmo y tranquilice a la persona si está molesta;
  • Trate de llevar la cuenta de los momentos en que ocurran los accidentes a fin de ayudar a planear maneras de reducirlos;
  • Si usted y la persona que cuida van a salir, planee por adelantado. Sepa dónde podrá encontrar baños;
  • Lleve un juego de ropa extra en caso de que se produzca un accidente;
  • La ropa fácil de sacar, con pretinas elásticas o de Velcro, es más conveniente para estas tareas;
  • Compre ropa que sea fácil de lavar;
  • También son útiles los pañales para adultos;
  • Limite la ingestión de líquidos antes de la hora de acostarse;
  • Poner imágenes de un inodoro sobre la puerta del baño puede ayudar a identificar el cuarto correcto.

Fuente: THE ALZHEIMER'S DISEASE EDUCATION & REFERRAL CENTER (EL CENTRO DE EDUCACIÓN Y REFERIMIENTO PARA LA ENFERMEDAD DE ALZHEIMER)