Comunicación

Problemas al dormir

Para el cuidador, uno de los aspectos más extenuantes del cuidado de la persona con demencia es la falta de sueño debido al estado de vigilia constante por las noches. La persona puede deambular o pedir ayuda o ser incapaz de quedarse quieta.

A continuación se presentan algunas sugerencias que pueden ayudar a aumentar las horas de sueño de la persona cuidada. Se deberá recurrir a los medicamentos solamente después de haber agotado estas posibilidades.

  • Mantenga un horario regular para acostarse y levantarse;
  • Cree un ámbito confortable, regulando la temperatura ambiente;
  • Evite la cafeína y el alcohol;
  • Establezca horarios de comida regulares;
  • La música o los masajes sedantes pueden inducir la relajación;
  • Estimule ejercicios diarios regulares;
  • Limite las siestas durante el día;
  • Use veladores si la oscuridad asusta o desorienta a la persona que recibe sus cuidados;
  • Considere contratar ayudantes ara el turno de la noche o compartir la supervisión del horario nocturno con otras personas para poder descansar.

Fuente: THE ALZHEIMER'S DISEASE EDUCATION & REFERRAL CENTER (EL CENTRO DE EDUCACIÓN Y REFERIMIENTO PARA LA ENFERMEDAD DE ALZHEIMER)