Comunicación

Baño y arreglo personal

Para algunos enfermos de Alzheimer, bañarse puede ser una experiencia espantosa, o un momento de confrontación. Es bastante frecuente que el enfermo se rehúse al baño.

Considere lo siguiente:

  • Haga que el baño y el arreglo personal forme parte de un programa de actividades diarias, incorporando la mayor parte posible de la rutina habitual de cuidado personal de la persona.
  • Trate de programar el baño a la misma hora todos los días. Planéelo para la hora del día en que el paciente sea más propenso a ser cooperativo y tolerante.
  • Asegúrese de que las temperaturas ambiente y del agua sean confortables.
  • Al igual que con todas la actividades, aliente a la persona a participar lo más posible en el baño y el arreglo personal, durante el mayor tiempo posible.
  • Conceda mucho tiempo a estas actividades para no tener que apurar a la persona.
  • Manténgase em calma, amable y tranquilizador durante el baño.
  • Si la persona necesita más personas para asistirlo, informe a estas personas cada paso del proceso.
  • Proporcione la mayor privacidad posible, manteniendo al mismo tiempo la seguridad. Puede resultar útil usar barras de agarre y tiras antideslizables en la bañera, un cabezal de ducha de mano y un banco para ducharse.

Fuente: THE ALZHEIMER'S DISEASE EDUCATION & REFERRAL CENTER (EL CENTRO DE EDUCACIÓN Y REFERIMIENTO PARA LA ENFERMEDAD DE ALZHEIMER)