La tarea de cuidar

Cómo evitar el agotamiento

Agotamiento
Los cuidadores se esfuerzan mucho para mantener la salud y el bienestar de la persona que recibe sus cuidado, a menudo sin considerar el estado de su propia salud. Agotamiento es el término que se da a un conjunto de síntomas ocasionados por una situación de estrés prolongado.

Los indicios del agotamiento pueden variar de individuo a individuo, y la intensidad depende de muchos factores, tales como la personalidad, la edad y la salud.

Los síntomas pueden ser:

  • Sensación de estar constantemente exhausto y con falta de sueño;
  • Ser más susceptible a las enfermedades;
  • Mayor impaciencia, irritabilidad o mala memoria;
  • Retracción o reducción de las relaciones sociales

Cómo prevenir el agotamiento
La mejor prevención es conocer los síntomas y adoptar medidas para minimizar el riesgo del agotamiento.

  • Toma de conciencia. Reconozca el aspecto particular de la actividad de cuidar que le resulte más estresante. ¿Se puede eliminar de la actividad del cuidado? Si no es posible, trate de encontrar otras formas de realizar su objetivo.
  • Apoyo. ¿Tiene a alguna persona que lo escuche y lo entienda cuando ha llegado a su límite?
  • Tiempo libre. Tomarse tiempo libre de las actividades de cuidar a otra persona es esencial para recargarse física y emocionalmente.
  • Ejercicios. La actividad física regular es una forma importante de liberar tensiones. Estar en la mejor condición física es importante para usted mismo y para la persona que recibe sus cuidados.
  • Cuídese. Para mantener una salud óptima, coma bien, descanse suficientemente y no tenga miedo de pedir ayuda. No es vergonzoso pedir ayuda cuando se la necesita.